Entretenimiento 13 octubre 2016

Nobel de Literatura de Bob Dylan puesto en la balanza

NUEVA YORK (AP) — El Nobel de Bob Dylan es equivalente a un fallo de la Suprema Corte. Los jueces del Nobel declararon el jueves que Dylan no es sólo un "rock star" sino un poeta del más alto nivel.

Dylan, de 75 años, se convirtió en el primer músico en los 115 años de historia del Nobel en ganar el premio de Literatura. Fue reconocido por "haber creado nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de la canción estadounidense".

Es la máxima ascensión del hombre que siempre ha generado un debate sobre si las letras de las canciones, especialmente de las de rock, pueden ser consideradas arte. Dylan, quien le regaló al mundo "Like a Rolling Stone", "Blowin' in the Wind" y decenas más, está ahora en una lista que incluye a Samuel Beckett, Toni Morrison y T.S. Eliot, el último de los cuales es mencionado en la canción de Dylan "Desolation Row".

"Felicidades a uno de mis poetas favoritos, Bob Dylan, por un Nobel bien merecido", tuiteó el presidente de Estados Unidos Barack Obama, quien en 2012 le entregó al cantautor la Medalla Presidencial de la Libertad.

Dylan rara vez da entrevistas y un representante dijo que de momento el músico no ofrecería declaraciones al respecto. El se encuentra de gira y tenía prevista una actuación en Las Vegas el jueves por la noche.

El sorprendente anuncio hecho en Estocolmo fue recibido con euforia y consternación.

Muchos admiradores citan a Dylan como si se tratara de Shakespeare, hay cursos universitarios dedicados a su obra y volúmenes académicos sobre sus canciones, incluso los jueces incluyen citas a Dylan en sus opiniones legales como "The times they are a-changing" (Los tiempos están cambiando) y "You don't need a weatherman to know which way the wind blows" (No necesitas un meteorólogo para saber hacia dónde sopla el viento).

Con el anuncio del Nobel de este año mucha gente, especialmente estadounidenses, no se quedaron sin saber quién era el galardonado, como ocurrió con Patrick Modiano o J.M.G. Le Clézio.

Otros, en cambio, lamentaron la oportunidad perdida para los libros.

"Es un premio de nostalgia mal concebido, arrancado de las próstatas rancias de hippies seniles y balbuceantes", escribió en Twitter el autor escocés de "Trainspotting" Irvine Welsh. "Si eres un fan de la 'música' busca eso en el diccionario. Después 'literatura' y compáralas".

"Entiendo totalmente al comité del Nobel", tuiteó el escritor Gary Shteyngart. "Leer libros es difícil".

El diario de El Vaticano L'Osservatore Romano señaló que algunos "escritores reales" probablemente no están complacidos.

Sin embargo, varios autores destacados celebraron la noticia.

Morrison dijo en un comunicado que estaba complacida y que Dylan fue "una elección impresionante".

Salman Rushdie, quien ha escrito canciones con Bono, vocalista de U2, twitteó: "Dylan es el heredero brillante de la tradición bárdica. Gran elección".

La eterna candidata al Nobel Joyce Carol Oates tuiteó: "Su evocadora música y letras han parecido siempre, en el más profundo sentido, literarias".

El premio para Dylan también fue bien recibido por una organización literaria venerable: la Academia de Poetas Estadounidenses.

"El hecho de que Bob Dylan reciba el Premio Nobel reconoce la importancia de la literatura en la tradición oral y el hecho de que la literatura y la poesía existen en la cultura de diferentes maneras", dijo la directora ejecutiva Jennifer Benka en un comunicado.

Los críticos debaten si "Visions of Johanna" es tan literaria como "Esperando a Godot", sin embargo el lugar de Dylan entre los músicos es incuestionable. Es el compositor más influyente de su época, quien le dio una nueva profundidad, alcance y complejidad a las letras del rock, además de abrir paso para Springsteen, Joni Mitchell e innumerables artistas más que pudieron librarse de los constreñidos límites de las canciones de amor o bailables.

Antes del Nobel, Dylan era el único "rock star" que hubiese recibido un premio Pulitzer honorario. Además la gente se olvida de que es de hecho autor, fue nominado para un premio del Círculo Nacional de Críticos Literarios por su libro de memorias "Chronicles: Volume One".

Es el primer estadounidense en ganar el Nobel desde que Morrison lo lograra en 1993, y su premio posiblemente afecta las posibilidades de otros autores estadounidenses como Philip Roth y Don DeLillo, pues los jueces suelen repartirlo por el mundo.

"Dudo que Philip Roth y Don DeLillo preferirían haber escrito "Mr. Tambourine Man" vs. AMERICAN PASTORAL u UNDERWORLD", tuiteó el biógrafo de Roth, Blake Bailey, haciendo mención a las novelas aclamadas de Roth y DeLillo. "Pero está bien".

La vida de Dylan ha sido un híbrido entre influencias populares y literarias. Originario de Duluth, Minnesota, adoraba a Elvis Presley y James Dean cuando era niño, pero también leía vorazmente y parecía absorber prácticamente todo estilo de música estadounidense.

Sus letras hacen referencia (y a veces son tomadas de) La Biblia, la Guerra Civil y Herman Melville. Ha dicho que su álbum clásico "Blood on the Tracks" estaba inspirado en las historias de Anton Chéjov.

Sus canciones pueden ser punzantes y acusatorias ("Idiot Wind", "Positively 4th Street"), apocalípticas ("A Hard Rain's A-Gonna Fall"), densas y alucinantes ("Desolation Row"), tiernas y melancólicas ("Visions of Johanna"), políticas ("Hurricane", "Only a Pawn in their Game"), enigmáticas e incluso absurdas ("Stuck Inside of Mobile With the Memphis Blues Again").

"Blowin' in the Wind" se volvió un himno instantáneo de protesta en la década de 1960, aunque sonaba como si viniera de la tradición oral de otro siglo con líneas como: "How many times must the cannon balls fly before they're forever banned?" (¿Cuántas veces deben volar las balas del cañón antes de ser prohibidas para siempre?).

"Like a Rolling Stone", sobre una mujer rica y altanera que se queda sin nada, fue declarada la canción más grande de todos los tiempos por la revista Rolling Stone. Esta grabación de seis minutos de 1965 acabó con la noción de que un éxito debía durar tres minutos.

En una conferencia de prensa, precisamente en 1965, le preguntaron a Dylan si se consideraba un cantante o un poeta y él respondió: "Me pienso más como un hombre de canción y baile".

Su carrera ha sido un pastiche tan complejo de estilos esquivos y cambiantes que se necesitaron seis actores, incluyendo a Cate Blanchett, para personificarlo en la película basada en su vida "I'm Not There" ("Mi historia sin mí"), de 2007.

Obtuvo un Oscar en 2001 por la canción "Things Have Changed" y un premio de la Academia de Artes y Ciencias de la Grabación por su trayectoria en 1991.

Dylan es el ganador menos convencional del Nobel de Literatura desde 1997, cuando el premio recayó en el dramaturgo italiano Dario Fo, cuyas obras, decían algunos, debían ser actuadas para ser comprendidas en su totalidad. En una triste coincidencia, Fo murió el jueves, el mismo día del anuncio del Nobel, a los 90 años.

El de Literatura es el último de los Nobel en anunciarse. Los seis galardones — incluyendo Medicina, Física, Química, Paz y Economía — serán entregados en una ceremonia el 10 de diciembre, en el aniversario luctuoso del fundador del premio, Alfred Nobel, fallecido en 1896.

___

Ritter reportó desde Estocolmo. El periodista de The Associated Press Keith Moore en Estocolmo contribuyo a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario