EEUU 29 abril 2016

Ningún cargo criminal por ataque de EEUU contra hospital

WASHINGTON (AP) — Un ataque aéreo lanzado por las fuerzas de Estados Unidos contra un hospital en Afganistán el año pasado, que mató a 42 personas, obedeció a errores humanos, errores de proceso y fallos en los equipos, por lo que ninguno de los involucrados sabían era que el objetivo era civil, aseguró el viernes un general norteamericano de alto rango.

No se formularán cargos criminales contra los militares involucrados por los errores que resultaron en que un avión AC-130 artillado de operaciones especiales de la fuerza aérea estadounidense atacara el 3 de octubre de 2015 un hospital operado por Médicos Sin Fronteras en Kunduz, Afganistán. La organización médica de caridad ha dicho que el ataque fue "implacable y brutal" y lo ha calificado de crimen de guerra. Exige una investigación independiente.

"Esta fue una situación extrema" complicada por la fatiga de combate que sufrían las fuerzas de operaciones especiales de Estados Unidos, argumentó el general Joseph Votel durante una conferencia de prensa en el Pentágono.

Votel dirigió el comando de operaciones especiales de Estados Unidos en el momento del trágico bombardeo en octubre pasado. En marzo se hizo cargo del Comando Central de Estados Unidos, que supervisa las operaciones militares en Afganistán.

Un total de 16 militares estadounidenses fueron disciplinados con castigos administrativos por su papel en la tragedia, pero ninguno enfrentará cargos criminales, dijo Votel.

El general afirmó que los investigadores llegaron a la conclusión de que ciertos elementos de las fuerzas de aire y tierra no cumplieron con las reglas de combate o el derecho durante conflictos armados. Sin embargo, dijo, también determinaron que estos fallos no constituían un crimen de guerra.

"La etiqueta de 'crímenes de guerra' se aplica comúnmente para actos intencionales, como el ataque intencional contra civiles o apuntar hacia objetos o lugares protegidos", añadió Votel. "Una vez más, la investigación concluyó que el incidente se debió a una combinación de errores humanos involuntarios, errores de proceso y fallos de equipos, por lo que ninguno de los elementos sabía que estaban atacando un hospital".

Votel expresó su "más sentido pésame" a los heridos y a las familias de los muertos. Dijo que el objetivo previsto del ataque estadounidense era un complejo a unos 400 metros (un cuarto de milla) de distancia del hospital.

El general dijo que el hospital estaba en una lista de ejército de Estados Unidos que lo cubría de un ataque, pero que la tripulación del avión de combate no tuvo acceso a la lista porque recibió su misión de último momento y como resultado no tenía esos datos cargados en sus sistemas a bordo. Dijo que el ejército ha tomado medidas para evitar errores similares en el futuro, al exigir que dichos datos estén disponibles en las aeronaves antes de ser usados en misiones.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario