Deportes 20 agosto 2016

Neymar responde con la selección y gana el oro olímpico

RIO DE JANEIRO (AP) — Brasil había jugado dos decepcionantes partidos en el torneo olímpico de fútbol y las críticas hacia Neymar no se hicieron esperar.

Algunos cuestionaban su compromiso con la selección, sobre todo después de un verano en el que se le vio más de fiesta que en la cancha. Otros llegaron a tachar su nombre de las camisetas verdeamarelas para reemplazarlo con el de Marta, la estrella de la selección femenina que por entonces era la sensación en los Juegos de Río.

Todo cambió en dos semanas.

El astro del Barcelona se metió en la lista de los inmortales del fútbol brasileño al anotar el penal decisivo, además del gol en el tiempo reglamentario, que dieron el sábado a Brasil una victoria sobre Alemania en la final olímpica en el estadio Maracaná. Se trataba de la única cuenta pendiente para los pentacampeones del mundo, un título que desencadenó un festejo de la Amazona hasta las costas de Río de Janeiro.

"Sí, hicimos historia", gritó Neymar al borde del campo de juego. "Sólo quiero agradecer a mis compañeros, a mis amigos y a mi familia, que ha estado junto a mí en los momentos más difíciles. No fue fácil".

"Gracias a Dios lo conseguimos después de mucha lucha, de mucho trabajo. No lo he logrado solo, lo hicimos en equipo", agregó.

Neymar fue casi invisible en los empates sin goles ante Sudáfrica e Irak en la fase de grupos, dos resultados que dispararon los cuestionamientos hacia la selección y que incluso pusieron en duda su clasificación a los cuartos de final. El plantel despertó con una goleada 4-0 sobre Dinamarca, en la que su capitán elevó el rendimiento, aunque todavía sin marcar. Finalmente anotó en la victoria 2-0 sobre Colombia por los cuartos de final, y brilló en la paliza 6-0 ante Honduras por las semifinales.

Hasta que llegó su coronación en el templo del fútbol brasileño.

El heredero del "10" que vistieron Pelé, Zico y Ronaldinho abrió el marcador con un magistral tiro libre y empujó a sus compañeros incluso en sus momentos más complicados, como cuando Alemania empató en el segundo tiempo y estuvo cerca de volver a marcar en varias ocasiones.

Como no podía ser de otra manera, el capitán se encargó de cobrar el último penal después que el tiempo reglamentario y la prórroga terminaron empatados 1-1. Con sangre fría, tomó una larga carrera, fintó al acercarse al balón, y definió con la parte interna del botín derecho para superar el lanzamiento del arquero alemán.

Redención instantánea.

"Es nuestra cultura, somos un pueblo muy fervoroso, pasional, odiamos y amamos de un día para el otro. Es un pueblo que va de un extremo al otro muy rápidamente", reflexionó el técnico Rogerio Micale sobre la relación de amor-odio de la torcida con Neymar.

Mientras cosechaba todo tipo de éxitos con el Barcelona, los dos últimos años fueron aciagos para Neymar con la selección.

En 2014, quedó marginado en los cuartos de final del Mundial por una fractura de vértebras contra Colombia, y se perdió la derrota 7-1 ante Alemania en las semifinales de ese torneo, hasta ahora el momento más humillante en la historia del fútbol brasileño.

El año pasado se despidió prematuramente de la Copa América en Chile después de ser suspendido por pelearse con jugadores de Colombia y el árbitro en el segundo partido de la fase de grupos.

Brasil apostó todas sus fichas a los Juegos Olímpicos este año, y prefirió no convocar a Neymar para la Copa América Centenario en junio en Estados Unidos. Sin su referente, el plantel fue eliminado en la primera etapa, lo que desató otra tormenta y provocó la renuncia del técnico Dunga. Su reemplazante, Tité, incluso puso en duda la capitanía de la ex estrella de Santos y adelantó que quería probar otras alternativas.

Al parecer esos comentarios llegaron a Neymar, quien en medio de la algarabía anunció que renunciaba a la capitanía del seleccionado mayor.

"Es algo que ya conversé con mi familia. A partir de hoy no quiero ser más el capitán de la selección brasileña", comentó sin dar mayores detalles.

Neymar empezó el torneo olímpico bajo los reflectores y con las expectativas de todo un país sobre sus juntos hombros. Y cuando más importaba, respondió como los grandes.

"Un jugador con 24 años que ha ganado todo lo que ganó va a ir por la Copa del Mundo y lo va a conseguir, no tengo dudas. Es difícil compararlo con otros jugadores, cada uno brilló en su comento. Neymar siempre va a estar entre los más grandes jugadores" de Brasil, sentenció Micale.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario