EEUU 12 septiembre 2016

Neumonía de Clinton alienta debate sobre salud de candidatos

WASHINGTON (AP) — Cualquier persona, sin importar edad o estado de salud, puede desarrollar neumonía. Y es posible que la agotadora agenda del recorrido de campaña, con su intenso contacto personal debido a saludos de manos y fotografías con la candidata, haya aumentado el riesgo de que Hillary Clinton contrajera la infección.

La enfermedad de Clinton parece leve, pero está alimentando el debate sobre qué más deben saber los votantes respecto a si ella y Donald Trump están aptos físicamente para ocupar la presidencia. No obstante, la realidad es que no existe una bola de cristal para predecir cosas como una infección común.

Hasta ahora, Clinton ha revelado más información médica que Trump, pero ambos prometieron publicar detalles adicionales. Hasta entonces, dicen algunos médicos, observar a los candidatos en acción puede revelar una evaluación crucial: la función cognitiva.

"En un mundo ideal, ambos candidatos serían más transparentes, de manera que no hubiera cuestionamientos sobre estos problemas que cualquiera de nosotros podría enfrentar", dijo el doctor Mark Gladwin, del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh. "Gente normal saludable desarrolla estas neumonías".

Pero, "el factor más importante que queremos conocer es la función cognitiva, y nosotros podemos evaluar eso" observando, por ejemplo, qué tan ágiles son los candidatos durante los debates, agregó.

Presentar al menos parte de información sobre su estado de salud es un ritual en año electoral, pero no existe nada que norme qué tanto necesita saber el público; además, los candidatos también tienen privacidad médica. Por otro lado existe la pregunta de si la información respecto a la salud de los candidatos realmente afecta la manera como vota la gente.

Clinton, de 68 años, y Trump, de 70, presentaron el año pasado una carta firmada por sus respectivos médicos en las que atestiguaron que tienen salud excelente. La médica internista de Clinton escribió casi dos páginas e incluyó resultados de exámenes estándares de laboratorio que mostraron buena salud cardiaca y una explicación bastante detallada sobre problemas previos: una conmoción cerebral después de una caída en 2012, y problemas de trombosis en piernas por los que toma anticoagulantes como precaución.

La carta del médico de Trump constó de cuatro párrafos con pocos detalles más allá de que tiene buena presión arterial. Su médico, un gastroenterólogo, dijo que Trump "no tiene problemas médicos significativos" y "sería el presidente más saludable que haya sido elegido".

No obstante, la información proporcionada por ambos candidatos está muy lejos de igualar la proporcionada por el senador republicano John McCain en 2008, cuando a los 71 años de edad permitió que reporteros revisaran brevemente más de 1.000 páginas de registros médicos para mostrar que estaba libre de cáncer y buen estado físico para prestar servicio como presidente de la nación.

Proporcionar más información expuso a Clinton a más preguntas sobre su historial médico que a Trump. No obstante, "las mujeres viven más años que los hombres", señaló Gladwin. "En general, las mujeres tienden a ser más saludables".

La oficina de campaña de Clinton no ha revelado muchos detalles sobre su neumonía, la cual fue diagnosticada el viernes. Ella no canceló de inmediato algunos actos de campaña; su enfermedad salió a relucir el domingo después de su abrupto retiro del evento en el sitio del memorial del 11 de septiembre y de que se le vio tambaleante cuando se dirigía a abordar una camioneta. Reapareció en público más tarde para saludar a partidarios y el lunes estaba en su casa, siendo todas estas señales de que no se trata de un caso grave.

Aunque Clinton está tomando antibióticos, la neumonía puede ser causada tanto por bacterias como por virus: lo único que se necesita es tener la mala suerte de que un germen se aloje en tus pulmones. Ciertos tipos son letales para personas con sistema inmunológico debilitado. Pero los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos dicen que al menos dos millones de personas al año desarrollan una neumonía atípica leve que se cura fácilmente, con frecuencia sin tratamiento. Clinton había atribuido un ataque de tos previo a alergias; no está claro si se trataba de un signo temprano de neumonía.

"Los candidatos están constantemente en lugares cerrados, cara a cara con un gran número de personas", dijo el doctor William Schaffner, un experto en enfermedades infecciosas de la Universidad Vanderbilt. "Es una oportunidad ideal para la transmisión de un virus respiratorio".

Aunque adquirir una infección no es predecible, el público no necesita saber cada pequeño detalle sobre el historial médico de un candidato, dijo el doctor Kevin Donovan, un médico y especialista en bioética en en Centro Médico de la Universidad de Georgetown.

Ciertamente, "no podemos confiar en sus egos para discernir cuándo algo los incapacitará demasiado", agregó. "No se reduce a qué tanto confiamos en los candidatos sino a que ¿podemos no obstante confiar en el profesional médico?".

Entonces, ¿qué deberían buscar los votantes en estas divulgaciones? Cualquier enfermedad que pudiera limitar la expectativa de vida de un candidato o que lleve a discapacidad, como la salud cardiaca, señaló Gladwin.

"Pienso que los votantes quieren transparencia sobre su actual función física con la idea de que potencialmente tienen que mantenerse sanos de cuatro a ocho años", agregó.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario