Associated Press 27 mayo 2016

NASA vuelve a intentar inflar módulo de estación espacial

CABO CAÑAVERAL, Florida, EE.UU. (AP) — La NASA intentará por segunda ocasión inflar un habitáculo experimental en la Estación Espacial Internacional.

Controladores de vuelo, junto con astronautas, intentarán de nuevo el sábado inflar el primer compartimento con paredes suaves para quienes viajen al espacio. El intento del jueves se detuvo luego de que el módulo a duras penas creciera cuando le pusieron aire.

Las autoridades informaron a la prensa el viernes que la fricción entre las capas de tela comprimidas probablemente evitó que la cámara se expandiera a sus 4 metros (13 pies) de largo y 3 metros (10,5 pies) de diámetro.

De hecho, la cápsula llamada BEAM (acrónimo en inglés de Módulo Expandible de Actividad Bigelow) sólo se infló unos cuantos centímetros más allá de sus 2 metros (3 pies) de largo y 2,4 metros (8 pies) de diámetro del empaque. Durante la noche se infló un poco más.

BEAM fue lanzado por SpaceX en abril después de meses de retraso, y fue instalado en la parte exterior de la estación. Debido al retraso, la cápsula estuvo empacada más tiempo del previsto. La NASA liberó algo de la presión al interior de BEAM el viernes para destensar los materiales y, con suerte, permitir que la cámara se expanda más fácilmente en el segundo intento.

Bigelow Aerospace está tras la demostración de la tecnología. La compañía de Nevada visualiza utilizar naves espaciales inflables para albergar a turistas en la órbita de la Tierra —después de todo, el fundador Robert Bigelow está metido en la industria hotelera— así como a astronautas con destino a Marte.

Como esto nunca se ha hecho antes en la estación espacial, la NASA procede lenta y metódicamente para inflar el habitáculo, dijo el gerente de operaciones de misión, Kenny Todd. Si se aplica demasiada fuerza al BEAM en la estación espacial, digamos que por una rápida presurización, los módulos contiguos podrían debilitarse.

"Siendo francos, no me sorprende mucho haber terminado aquí", dijo Todd en referencia a la acción prudente.

No hay prisa para inflar el BEAM, insistió Todd, ya que no representa un riesgo a la seguridad de la estación espacial ni a su tripulación de seis hombres. Se supone que el BEAM permanecerá en el puesto orbital los próximos dos años y, ocasionalmente, los astronautas entrarán en él. Sensores medirán la temperatura y niveles de radiación, así como posibles impactos de desechos espaciales.

___

En internet:

Bigelow Aerospace: http://bigelowaerospace.com/

NASA: http://www.nasa.gov/mission_pages/station/main/index.html

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario