Associated Press 08 septiembre 2016

NASA envía sonda a estudiar asteroides

CABO CAÑAVERAL, Florida, EE.UU. (AP) — El primer explorador de su tipo de la NASA inició el jueves una misión de siete años: perseguir un enorme y oscuro asteroide inexplorado para recolectar material de su superficie y traerlo a la Tierra.

Los pequeños trozos de roca espacial ancestral del asteroide Bennu podrían poseer pistas sobre el origen de la vida, no tan solo en nuestro planeta, sino potencialmente en otras partes del sistema solar.

Miles de personas se reunieron para observar el lanzamiento vespertino del Osiris-Rex, un cazador robótico que parece un ave con alas solares. La sonda espacial se elevó encima de un cohete Atlas V que despegó poco antes del atardecer.

Una hora después se decretó la victoria: los controladores del lanzamiento se estrecharon las manos y se abrazaron cuando la nave espacial abandonó la órbita terrestre con destino a Bennu.

"Hoy es una noche de celebración. Vamos rumbo a un asteroide", dijo la científica en jefe de la NASA, Ellen Stofan. Después de todo "acabamos de hacer algo increíble".

"Todo resultó exactamente perfecto", añadió el científico en jefe del Osiris-Rex, Dante Lauretta, de la Universidad de Arizona. "Fue una noche magnífica para mí y este equipo".

Al Osiris-Rex le tomará dos años llegar a Bennu, que está dándole vueltas al Sol en una órbita ligeramente más ancha que la de la Tierra. La sonda entrará en órbita alrededor del asteroide, donde buscará el mejor lugar antes de alcanzarlo y extraerle material rápidamente.

En total, la nave especial del tamaño de una camioneta deportiva habrá recorrido más de 6.500 millones de kilómetros (4.000 millones de millas) una vez que la misión concluya en 2023.

Anteriormente la NASA ha ido en busca de polvo de cometas y partículas de viento solar, pero nunca algo parecido a un asteroide. Promete que será el hito cósmico de mayor importancia desde las piedras lunares que trajo el Apollo.

Se cree que la roca de forma redonda, que tiene un diámetro estimado de 500 metros (poco más de 1.600 pies) y es de mayor altura que el edificio Empire State, posee carbono de hace unos 4.500 millones de años, cuando comenzó el sistema solar. Eso la convierte en una cápsula del tiempo y en un premio científico.

"Haremos descubrimientos inesperados en esta misión que no hemos previsto. ¡Es algo emocionante!", dijo Bill Nye, director ejecutivo de la Sociedad Planetaria.

El lanzamiento ocurre exactamente 50 años después de que saliera al aire el primer episodio de "Star Trek" en televisión. El comentarista del lanzamiento de la NASA, Mike Curie, hizo referencia al aniversario durante el despegue. Es un nuevo ejemplo de que la agencia espacial "convierte la ciencia ficción en ciencia factual", subrayó Stofan.

De acuerdo a los científicos, el Osiris-Rex podría ser el primer paso hacia misiones de minería de asteroides y podría ayudar a proteger al planeta de la amenaza de rocas espaciales.

___

El periodista de AP Alex Sanz contribuyó con este despacho.

___

En línea:

NASA: https://www.nasa.gov/osiris-rex

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario