Deportes 29 junio 2016

Nairo Quintana, de nuevo ante Froome y el reto del Tour

Nairo Quintana sorprendió a muchos en 2013 cuando terminó segundo en el Tour de Francia. Con 23 años, el colombiano fue el rey de la montaña, se alzó el reconocimiento al mejor ciclista y joven y apuntaba como una futura estrella del ciclismo.

Tres años después, el oriundo de Cómbita (Boyacá, Colombia) ya tiene dos subcampeonatos del Tour y un título del Giro de Italia. Dejó de ser una promesa para convertirse en uno de los mejores pedalistas del mundo, y el mejor en la larga tradición del ciclismo colombiano.

¿Su único obstáculo para convertirse en el primer latinoamericano que conquista el Tour? Chris Froome.

Quintana espera que el Tour de 2016, que arranca el sábado y cuenta con una ruta hecha a la medida para el especialista en montaña, finalmente sea la ocasión para superar al ciclista británico que lo derrotó en las ediciones de 2013 y 2015.

"Esperamos que este sea el año", afirmó Quintana en una entrevista con el portal de su equipo Movistar. "Nos hemos preparado bien, seguimos preparando y hemos hecho las cosas bien".

Quintana ha tenido una buena temporada antes del Tour. Decidió saltarse el Giro, que conquistó en 2014 para ser el primer colombiano que lo gana, y llega con triunfos en la Vuelta a Cataluña y el Tour de Romandía.

"Descansé un poco más en el invierno para tener mayor sensación de frescura y durante la temporada se ha demostrado que fue un acierto", apuntó

Quintana indicó que Froome y Alberto Contador son los principales rivales a vencer, aunque destacó que "hay otros corredores importantes que no debemos descuidar".

Su principal escudero será el español Alejandro Valverde, quien terminó tercero el año pasado, además de su compatriota colombiano Winner Anacona, entre otros.

Quintana destacó las diferencias entre el ciclista de ahora y aquel que llegó segundo en 2013 en su primera participación en el Tour.

"Han cambiado muchas cosas en lo deportivo sobre todo, mucha madurez, mucha tranquilidad, con un equipo bastante sólido que me ayuda", señaló. "Hay más experiencia, y el equipo también se ha adaptado mucho más a mí".

El colombiano tendrá la mira puesta sobre la penúltima etapa, que culmina en el puerto de montaña de Morzine.

"Llegar a Morzine me llena de emoción: allí logré mi primera gran victoria, antes rivales muy importantes, en el Dauphiné de 2012", recordó.

La edición 103 de la carrera tiene 21 etapas y comienza el sábado en Mont-Saint-Michel, en la costa de Normandía. Recorre 3.519 kilómetros en dirección contrarreloj a través de Francia. Pasa primero por los Pirineos antes de internarse en los Alpes.

El Tour visitará tres países vecinos a Francia —España, Andorra y Suiza— y la etapa más complicada parece ser una ruta de 183 kilómetros en los Pirineos desde Pau hasta Bagneres-de Luchon, que incluye el legendario pico del Col du Tourmalet y otras tres subidas difíciles.

Otra prueba difícil será el Mont Ventoux en la 12da etapa.

Esta edición no tendrá prólogo ni contrarreloj por equipo, aunque hay dos contrarreloj individuales en las etapas 13 y 18.

La carrera termina el 24 de julio en los Campos Elíseos de París.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario