Mundo 28 julio 2016

Nacionalistas daneses quieren frenar inmigración musulmana

COPENHAGUE (AP) — El segundo mayor partido de Dinamarca dijo el jueves que el país debería frenar la inmigración de países musulmanes para combatir la amenaza de violencia extremista.

El vice líder del nacionalista Partido del Pueblo Danés, Soeren Espersen, y otros funcionarios dicen que los 270.000 musulmanes residentes en Dinamarca, un país de menos de seis millones de habitantes, representan ya una amenaza grave de incluir simpatizantes del grupo Estado Islámico.

El mayor partido opositor del país, los Social Demócratas, condenó los comentarios y los comparó con las políticas anti inmigración propuestas por el candidato presidencial estadounidense Donald Trump.

El legislador socialdemócrata Lars Aslan Rasmussen, cuyo padre es musulmán, dijo que la posición del Partido del Pueblo Danés equivalía a "discriminación religiosa, apartheid religioso".

Martin Henriksen, portavoz del Partido del Pueblo para asuntos de inmigración, le dijo a The Associated Press que su partido —que respalda al gobierno minoritario en Dinamarca pero no ocupa cargos en el mismo— no buscaría una ley que prohíba explícitamente a los inmigrantes musulmanes, pero que ése sería un objetivo importante.

"El islam es una religión beligerante. Uno no debería ignorar el hecho de que muchos que cometen terrorismo encuentran inspiración en el islam. Por ello existe una conexión entre el número de musulmanes en un país y el mayor riesgo de seguridad", dijo Henriksen.

No quiso hablar de los detalles de una propuesta atribuida a su colega Espersen que llama específicamente a que se prohíba el ingreso de inmigrantes musulmanes por entre cuatro y seis años. Espersen, citado por el periódico Berlingske, declinó comentar el jueves a la AP.

Henriksen dijo que una restricción de la inmigración debería ser redactada como "religiosamente neutral", pero aún así tener el mayor impacto para reducir la inmigración musulmana.

"La consecuencia debería ser que la inmigración musulmana caiga, lo que es nuestro objetivo", dijo Henriksen. "Si podemos conseguir una suspensión total, eso sería muy, muy bueno. Nos gustaría tenerla lo más cerca de cero posible".

Dinamarca ha sufrido muy poca violencia de parte de extremistas islámicos. El ataque más reciente se produjo en febrero del 2015, cuando un pistolero danés de origen palestino mató a un cineasta y un guardia en una sinagoga e hirió a cinco policías antes de ser muerto en el tiroteo.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario