Deportes 09 agosto 2016

Nacido en Australia, Irving enfrenta a compatriotas en Río

RIO DE JANEIRO (AP) — Al igual que muchos niños, Kyrie Irving soñaba con vestir el uniforme de la selección de su país y competir en Juegos Olímpicos.

Con el uniforme de Australia.

Nacido en Melbourne, donde su padre jugó a nivel profesional, el base titular de la selección olímpica de básquetbol de Estados Unidos aún contemplaba la posibilidad de jugar para los australianos hace un par de años.

"Hablaba en serio", aseveró.

Pero por cosas del destino, Irving siguió la guía de su entrenador universitario —quien lo aconseja hasta el día de hoy y que en cierto momento le dijo que podría "ser el mejor base de su generación" si elegía jugar para los estadounidenses.

"Me alegro que haya decidido hacerlo", declaró Mike Krzyzewski, entrenador del equipo de Estados Unidos, quien contó con Irving brevemente en la Universidad Duke.

Las raíces australianas de Irving serán uno de los temas secundarios alrededor del encuentro del miércoles entre Estados Unidos, amplio favorito para el oro, que sudó apenas un poco durante sus primeros dos partidos en Brasil, y el invicto Australia.

Los australianos son el equipo sorpresa en las justas de Río con una alineación llena de talento de NBA, anillos de campeón y enorme experiencia.

"Tienen una gran camaradería y son talentosos", afirmó Krzyzewski. "Todos son jugadores de la NBA, por lo que saben cómo hay que enfrentar a los nuestros".

Además de su conexión única con los australianos, Irving se enfrentará cara a cara con Matthew Dellavedova, su ex compañero de equipo en Cleveland y con quien ahora comparte un lazo inquebrantable luego de ganar juntos un campeonato de la NBA este verano.

Aliados en los Cavaliers durante tres temporadas, los amigos serán enemigos por un día.

Después de buscar el profesionalismo tras un año plagado de lesiones como novato a nivel universitario, Irving podría haber jugado para Australia, que ha sido competitiva en los Olímpicos pero no ha podido colgarse una medalla en los Juegos ni en los campeonatos de la FIBA.

Por consejo de Krzyzewski, Irving rechazó la invitación de la selección australiana a sus 17 años pero hace dos volvió a pensar al respecto.

Y fue entonces que Krzyzewski lo convenció de sumarse al equipo estadounidense.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario