Mundo 22 julio 2016

Musulmanes brasileños apoyan pesquisa antiterrorista

SAO PAULO (AP) — La comunidad islámica de Brasil respalda las acciones de la policía contra un grupo de personas sospechosas de planear ataques durante los Juegos Olímpicos, siempre y cuando la pesquisa se realice de forma transparente, dijo el viernes un líder musulmán brasileño.

El jeque Jihad Hassan Hammadeh, presidente del Comité de Ética de la Unión Nacional de Entidades Islámicas, con sede en Sao Paulo, dijo a los reporteros que la comunidad está preocupada por el arresto de 10 brasileños que la policía dice habían jurado lealtad al grupo extremista Estado Islámico y conversado en las redes sociales sobre la posibilidad de lanzar ataques durante las próximas Olimpiadas.

Dijo que su organización apoya la investigación del Departamento de Policía Federal, pero agregó que debe haber evidencia concreta y transparencia para asegurar que ciudadanos y grupos no sean perseguidos injustamente.

"El arresto de los 10 debió haber sido anunciado de una forma más cautelosa y con pruebas", afirmó.

"La forma en que los arrestos fueron anunciados atemorizó a la población y podría llevar a discriminación anti musulmana", agregó, al tiempo que añadió que "los prejuicios contra el islam están aumentando en Brasil y en la actualidad las mujeres musulmanas tienen miedo de salir a las calles portando su hiyab", refiriéndose a la mascada que utilizan en la cabeza.

Los 10 sospechosos fueron transferidos a una penitenciaría federal en el estado centro-occidental de Mato Grosso do Sul.

Larissa Rodrigues, esposa de Vitor Barbosa Magalhaes, uno de los 10 hombres arrestados, dijo que él pasó seis meses en Egipto aprendiendo árabe y estudiando el islam.

Indicó que su marido no se resistió al arresto y que la policía incautó una computadora y un libro electrónico tras registrar su vivienda.

La madre de Magalhaes, Rosemire Barbosa, le dijo al periódico O Globo que su hijo no es un terrorista y que "demostraría que es inocente".

"Es muy inteligente y siempre ha estado interesado en aprender otros idiomas", afirmó, al tiempo que añadió que después de que regresó de Egipto utilizó las redes sociales para enseñar árabe.

Las autoridades han dicho que la investigación que comenzó en abril mostró que todos los sospechosos habían sido "bautizados" en internet como simpatizantes del Estado Islámico, pero ninguno había realmente viajado a Siria ni a Irak, el bastión del grupo, ni habían recibido ningún entrenamiento. Presuntamente varios trataban de obtener financiamiento de parte del EI.

Los investigadores dijeron que ninguno de los sospechosos es de ascendencia árabe, pero no dieron a conocer ningún detalle sobre su religión. Fueron descritos como de entre 20 y 40 años, excepto por un menor de edad.

La semana pasada, el principal asesor militar del gobierno interino de Brasil dijo que las preocupaciones por el terrorismo habían "llegado a un nivel más elevado" después del ataque con un camión por el que murieron 84 personas en Niza, Francia.

Las autoridades no elevaron el nivel de alerta terrorista del país el jueves después de los atentados.

La seguridad ha surgido como la principal preocupación durante los Juegos Olímpicos, incluido el que la violencia salga hacia afuera de los cientos de favelas de Río. Las autoridades han dicho que 85.000 policías y soldados patrullarán durante las competencias.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario