Associated Press 21 marzo 2016

Muro de Trump halla reacciones dispares en frontera Arizona

NOGALES, Arizona, EE.UU. (AP) — El ambicioso plan de Donald Trump de levantar un gran muro en la frontera toca de cerca a gente como Berenice Andrews.

La puerta delantera de la casa de su familia está apenas a unos metros de una cerca que separa Estados Unidos y México. La casa está tan cerca de México que se oye a los niños que juegan al sur de la frontera. También los autobuses que pasan por una carretera principal en el lado mexicano.

Conforme la campaña electoral en Estados Unidos se centran en Arizona y sus primarias de este martes, el muro de Trump provoca una amplia gama de emociones entre los vecinos de la zona fronteriza como Andrews. Para algunos, nada que no sea un muro será suficiente. Para ella, basta con la cerca que divide ahora ambos países.

"Que proponga siguiera algo como eso es una completa locura", afirmó Andrews.

Trump no ha dado detalles sobre el muro, pero dice que costaría entre 10.000 millones y 12.000 millones de dólares, y asegurado que haría que México lo pague. México ha rechazado la idea de plano.

Ya hay unas 650 millas de cerca, incluida la valla de acero que separa a las ciudades hermanas de Nogales, en Arizona y México, y que va de los 5 a los 8 metros (de 18 a 26 pies) de altura. Buena parte de la frontera se construyó en los últimos 15 años ante el aumento de la inmigración. La construcción ha costado miles de millones.

Associated Press entrevistó a personas que viven en la frontera para recoger su punto de vista sobre el plan de Trump de construir un muro en la frontera.

___

ARMAS LISTAS

Vaya donde vaya en su amplio rancho de ganado junto a la frontera mexicana en Arizona, Jim Chilton lleva un arma cerca. Hay armas en su puerta delantera. En su camioneta descubierta. En la silla de montar de su caballo.

Para Chilton, la inmigración irregular y el contrabando de armas no es sólo algo que oye en las noticias. Vive con ellos todos los días porque los contrabandistas suelen cruzar la frontera en su tierra. Él está a favor de casi cualquier cosa que lo detenga, incluido el plan de Trump de construir un muro de un lado de la frontera al otro.

"Necesitamos un muro. Necesitamos bases avanzadas. Necesitamos que la patrulla fronteriza esté allí todo el tiempo", dijo Chilton. "Simplemente tenemos que asegurar ese límite internacional en la frontera, punto".

Aunque Chilton no ha decidido a quién votará en las elecciones presidenciales, desde luego apoya la idea de construir un muro.

"Estoy harto de tener miles de personas que pasan por mi rancho. Me preocupa encontrarme con un tipo con un AK-47 y un montón de traficantes detrás", dijo Chilton. "Estados Unidos tiene que asegurar su frontera internacional".

___

MOLESTOS EN BISBEE

La artista Kate Drew-Wilkinson vive en Bisbee, Arizona, donde posee una galería unas pocas millas al norte de la frontera. Drew-Wilkinson está en contra de Trump y su idea del muro, y afirma que es un abusón peligroso para Estados Unidos.

"No creo que tenga una comprensión real de la geografía o de la enorme dificultad de construir un muro de esa clase", explicó. "Y se ve feo. Todo el asunto es muy feo".

Drew-Wilkinson, nacida en Inglaterra y que se mudó a Estados Unidos a finales de la década de 1960, no reveló a quién votaría, pero dijo que desde luego no sería a Trump.

___

EL RANCHERO QUIERE UN MURO, TRUMP

John Ladd tiene un rancho de ganado de unas 6.000 hectáreas (15.000 acres) en la frontera cerca de Naco, Arizona. Inmigrantes y narcotraficantes suelen entrar en el país a través de su propiedad, cortando sus cercas de alambre de espino y dejando basura a su paso.

El ganadero está harto de la política tradicional y la falta de corrección política de Trump le parece refrescante. No le molesta la falta de detalles sobre cómo construiría Trump el muro.

Simplemente le gusta que Trump hable de inmigración irregular desde el principio de su campaña.

"Eso de verdad me llamó a mí y a muchos rancheros, que por fin tuviéramos a alguien en la esfera política al que no le preocupaba ser políticamente correcto y que hablara sobre el problema que existe de verdad", dijo.

Ladd dijo no estar seguro de que el muro llegue a construirse de verdad, pero dijo creer que Trump aplicaría las leyes de inmigración.

___

REPUBLICANO CON UN DILEMA

Héctor Orozco tiene un punto de vista único sobre el debate fronterizo por su trabajo y su anterior afiliación política.

Gestiona una empresa de manufactura al sur de la frontera con oficinas en el lado estadounidense, lo que hace de los debates de campaña sobre el comercio exterior algo especialmente relevante para él. También es un inmigrante de México que se convirtió en ciudadano estadounidense y tradicionalmente votaba a los republicanos.

Pero últimamente, Orozco dice que no se siente representado por el partido y su ideología. Para él, el mayor desafío de Estados Unidos es el déficit y la economía, no la inmigración irregular.

"Es como si estuvieran intentando distraernos de los problemas mayores", dijo. La inmigración no regulada, señaló, "es un problema, pero no es el problema más importante".

Y construir un muro no resolvería los problemas migratorios de ningún modo, añadió.

"La gente encontrará una forma de mejorar su vida", dijo Orozco. "No importa lo grande que sea el muro, buscarán una forma porque querrán buscar una vida mejor para su familia. No todos los que cruzan son delincuentes".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario