Alemania 22 julio 2016

Múnich: Policía identifica al atacante

BERLÍN (AP) — Un joven alemán-iraní de 18 años abrió fuego la noche del viernes en un atestado centro comercial de Munich y un cercano restaurante McDonald's, matando a nueve personas e hiriendo a otras 16 antes de suicidarse, dijo el sábado el jefe de policía de la capital bávara.

La policía de Múnich levantó con cautela su alerta en las primeras horas del sábado, más de siete horas después del inicio del ataque que dejó paralizada gran parte de la ciudad así como todo el sistema de transporte público en medio de una cacería humana masiva.

Un cadáver encontrado cerca del lugar pertenecía al atacante, quien aparentemente actuó solo, indicaron las autoridades.

Hubertus Andraes, jefe de la policía de Munich, dijo que el atacante tenía doble nacionalidad, vivía en Munich y su motivación aún era "totalmente incierta". Andraes señaló que el cadáver del hombre fue hallado aproximadamente dos horas y media después del ataque y se determinó que era quien realizó los disparos con base en declaraciones de testigos e imágenes de televisión de circuito cerrado sobre el ataque. E atacante no era conocido previamente por la policía y no existe evidencia de que tuviera ningún vínculo con organizaciones terroristas, agregó Andraes.

Testigos dijeron que vieron a tres hombres con armas de fuego cerca del centro comercial Olympia Einkaufszentrum, pero Andraes indicó que otras dos personas que se alejaron del área rápidamente fueron investigadas pero "no tuvieron nada que ver con el incidente".

El jefe policiaco dijo que entre las nueve víctimas muertas hubo jóvenes y entre los heridos hubo niños; tres de ellos están en condición crítica.

Luego de que iniciaran los disparos en uno de los centros comerciales más grandes de Munich, a ciudad envió una alerta vía smartphone diciéndole a la gente que permaneciera bajo techo, mientras que se suspendió todo servicio de trenes, metros y tranvías en la ciudad.

Fue el tercer gran acto de violencia en contra de civiles en Europa Occidental en los últimos ocho días. El grupo Estado Islámico se atribuyó los atentados previos, en la localidad turística de Niza, Francia, y en un tren en la región de Bavaria.

Aunque la policía describió el tiroteo como un acto de terrorismo, afirmaron que "no hay indicios" de que involucrara extremismo islámico, y al menos uno de los testigos afirma que escuchó al atacante gritar un insulto en contra de los extranjeros.

"La cuestión de terrorismo o una matanza indiscriminada está vinculada a un motivo, y nosotros no conocemos el motivo", dijo Andraes. "No podemos interrogar al atacante, así que todo esto es un poco más difícil".

El ataque comenzó poco antes de las 6 p.m. hora local en el McDonald's ubicado del otro lado de la calle del centro comercial, que estaba repleto de personas que realizaban sus compras del fin de semana. En cuanto iniciaron los disparos, los aterrados compradores corrieron del lugar, algunos de ellos cargando bebés y empujando carriolas.

En tomas de video obtenidas por The Associated Press por parte de la agencia de noticias germana NonstopNews se apreciaban dos cadáveres cubiertos con sábanas no lejos de un McDonald's frente al centro comercial. Otro video difundido en línea muestra a un hombre armado que sale de la puerta del restaurante, alza con ambas manos lo que parece ser una pistola y, apuntándole a las personas en la acera, comienza a dispararles mientras éstas huyen aterrorizadas.

El testigo Luan Zequiri dijo que estaba en el centro comercial al momento del incidente.

Le comentó a la televisora alemana n-tv que escuchó al atacante gritar un insulto contra los extranjeros y "luego se escuchó un grito realmente fuerte".

Afirmó que solo vio a un atacante, quien vestía botas militares y una mochila.

"Volteé en su dirección y le disparó a dos personas en las escaleras", dijo Zequiri, quien dijo que se ocultó en una tienda y luego corrió cuando dejó de escuchar la conmoción y vio en el suelo los cuerpos de las personas muertas y heridas.

El Ministerio del Interior de Alemania indicó que la policía de Múnich había establecido una línea telefónica especial para los ciudadanos que deseen comunicarse. Los habitantes de la ciudad abrieron sus puertas a personas que busquen refugio utilizando el hasthag de Twitter #opendoor.

En esa misma red social, la policía les solicitó a las personas que se abstengan de emitir especulaciones sobre el ataque. El ministro del Interior de Alemania interrumpió sus vacaciones en Estados Unidos para regresar a Berlín el viernes por la tarde con el fin de reunirse con autoridades de seguridad.

"Todo lo que sabemos y puedo decir ahora es que fue un ataque cruel e inhumano", afirmó Peter Altmaier, jefe del gabinete de la canciller Angela Merkel, en el canal público alemán ARD. "No podemos descartar que haya vínculos terroristas. No podemos confirmarlos, pero también estamos investigando en esas líneas".

En Estados Unidos, el presidente Barack Obama se comprometió a proporcionar a Alemania cualquier ayuda que pudiera necesitar para investigar el tiroteo en el centro comercial.

___

Jordans y Rising reportaron desde Berlín. Los periodistas de The Associated Press Ferdinand Ostrop en Berlín y Jennifer Farrar desde Nueva York contribuyeron a este reporte.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario