Deportes 16 noviembre 2016

Mundial: Argentina en guerra, Brasil y Chile en paz

BUENOS AIRES (AP) — Ni aún ganando Argentina encuentra la paz. Lejos de disfrutar del éxito, como por ejemplo lo hicieron Brasil y Chile, el plantel Albiceleste con Lionel Messi como vocero le declaró la guerra al periodismo de su país al que le prometió silencio indefinido.

Brasil, con seis victorias seguidas, estiró su ventaja en la cima de las eliminatorias en Sudamérica para el próximo Mundial, Chile entró en zona de clasificación directa de la cual salió Colombia, y Argentina abandonó su sexto lugar y se colgó del repechaje, en algunos de los capítulos más destacados de la doble jornada que cerró el martes.

Aunque no es para desatar un carnaval porque para la meta falta mucho, los triunfos atraen sonrisas de alivio.

Pero en Argentina, ninguna de las caras denotaba mansedumbre. Ceño fruncido, empezando por su capitán Messi, autor de un magistral gol de tiro libre y arquitecto de los otros con sendos pases en la victoria 3-0 ante Colombia en San Juan. El enojo con el periodismo quizás haya sido el motor del mejor de los seis partidos de la era del técnico Edgardo Bauza.

Apenas finalizó el partido, los 26 jugadores de Argentina se presentaron en la sala de prensa y Messi, en vez de proclamar las dulzuras del triunfo, fue el portavoz de una decisión: tomó el micrófono y con sus colegas asintiendo a sus palabras, anunció que el plantel decidió no hablar más con la prensa de su país.

"Preferimos dar la cara antes de dar un comunicado", dijo la "Pulga" del Barcelona tras una noche fantástica. Agregó que los jugadores de la Albiceleste vienen sufriendo "muchas acusaciones y muchas faltas de respeto" y que por eso no van a hablar más con la prensa.

El plantel ya estaba harto por la lluvia de críticas al equipo, que llevaba cuatro partidos sin ganar con dos empates y otras tantas derrotas, incluida una humillante goleada 3-0 ante Brasil el jueves en Belo Horizonte. Pero la gota que desbordó, habría sido el tuit de un periodista anunciando que el delantero Ezequiel Lavezzi fue marginado del partido ante Colombia por fumar marihuana en la concentración Albiceleste.

Lavezzi dijo que le iniciará una querella a ese periodista de radio Mitre, Gabriel Anello, quien el miércoles ratificó sus dichos y redobló la apuesta al decir que le "encantaría" encontrarse con ese futbolista ante la justicia para mostrarle "otras cosas suyas" de su vida personal.

Los medios deportivos locales sospechan que la decisión de cortar lazos con la prensa ya estaba tomada y que el tema Lavezzi fue la excusa perfecta para respaldar esa decisión.

Con Messi a la cabeza, los jugadores consideran que no son reconocidos por la prensa en general por haber llegado a tres finales seguidas, aunque perdieron todas ellas: el Mundial de Brasil 2014 y las Copa de América de Chile 2015 y Estados Unidos 2016. En plena eliminatoria, Messi hasta llegó a renunciar a la selección tras la Copa América de este año por las críticas que considera desmesuradas.

Argentina le debe ahora gran parte de su resurrección a Messi, desequilibrante por todos los sectores, y quien a su vez alivió la situación de su técnico Edgardo Bauza, cuya continuidad peligraba en caso de una derrota o empate. Lucas Pratto y Angel di María completaron la goleada.

Además de Messi, se destacaron Neymar en la victoria 2-0 ante Perú en Lima con goles de Gabriel Jesús y Renato Augusto, y Alexis Sánchez como autor de un doblete en el 3-1 de Chile sobre Uruguay, que abrió la cuenta gracias a Edinson Cavani. Eduardo Vargas fue autor de la igualdad transitoria.

Sánchez, el "Niño Maravilla", fue elegido por la FIFA como el jugador más destacado de la fecha.

Bolivia se impuso 1-0 sobre Paraguay en La Paz y Venezuela volvió al sótano tras su revés 3-0 con Ecuador en Quito.

Durante la doble fecha ningún equipo pudo cosechar los seis puntos de Brasil o los cuatro de Chile.

Brasil lidera la tabla con 27 puntos, seguido por Uruguay (23), Ecuador, Chile (20); Argentina (19); Colombia (18); Paraguay (15); Perú (14); Bolivia (7); Venezuela (5). Los cuatro primeros se clasifican a Rusia y el quinto juega un repechaje contra el mejor de Oceanía.

Cuando la acción se reanude el 23 de marzo, jugarán Colombia-Bolivia, Paraguay-Ecuador, Argentina-Chile, Uruguay-Brasil y Venezuela-Perú.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario