Nacional 20 septiembre 2016

Mujeres y migrañas: 10 hábitos para prevenirlas

Una especialista explicó a Infobae cuáles son los distintos cuadros alertó acerca de los riesgos de la automedicación. Una guía de consejos para no sufrir la patología

El dolor de cabeza es una de las patologías más recurrentes en la salud. Las estadísticas así lo reflejan: se calcula que alrededor del 15% de la población mundial los sufren con asiduidad. Sus síntomas atentan contra el normal desarrollo del día a día del enfermo y la primera reacción instantánea suele ser la automedicación.

Pese a que se los confunda, no todos los padecimientos craneanos son iguales. "Cefalea significa dolor de cabeza. Dentro de la variedad de cuadros, están los primarios que tienen que ver con una predisposición o susceptibilidad y allí aparecen la migraña y la cefalea tensional", explicó aInfobae la Dra. María Teresa Goicochea (M.N. 102.804), médica neuróloga de la fundación Fleni.

Por su parte, la cefalea tensional se presenta como una de las formas más habituales de dolor de cabeza y puede ocurrir a cualquier edad. Se la considera como una afección crónica si sucede dos o más veces por semana, durante algunos meses seguidos. Sus causas son múltiples: estrés o ansiedad, fatiga, consumo excesivo de cafeína y tabaco.

En cambio, la migraña está vinculada con una predisposición biológicadel cerebro que vuelve a los pacientes más sensibles a estímulos externos como la luz intensa, los cambios de temperatura y los olores o a cambios internos (hormonas, emociones, cansancio, hidratación). Ante estos estímulos, la respuesta del cerebro se traduce en dolor.

La automedicación es uno de las respuestas más usuales que prosigue a la aparición de síntomas. "La medicación siempre debe suceder al diagnóstico. Tomar medicación analgésica durante 15 o más días al mes puede aumentar el dolor de cabeza y agravar la migraña. En un cuadro de este tipo, la medicación se toma al inicio", advirtió la doctora Goicochea en el marco de la Semana Nacional de la Cefalea.

El dato más revelador en torno a la migraña es que cerca de dos tercios de los afectados son mujeres en edad reproductiva, de entre 20 y 40 años. Lo habitual en ellas es que sufren "migrañas episódicas". Es decir, por lo menos dos a cuatro episodios al mes. "Las hormonas pueden provocar fluctuaciones en la frecuencia de los dolores", señaló la neuróloga. De hecho, la migraña se vuelve más frecuente en los días previos al período menstrual o durante la toma de anticonceptivos.

La especialista Goicochea aconsejó adoptar los siguientes diez hábitos saludables a fin de prevenir los dolores de cabeza:

-No saltear las comidas y no realizar ayunos prolongados

-Tomar al menos 2 litros de agua por día

-No consumir alcohol ni cafeína en exceso

-Realizar actividad física: caminatas, natación o el ejercicio que se prefiera

-No realizar cambios abruptos en la cantidad de horas de sueño

-Manejar el estrés

-Practicar técnicas de relajación y meditación

-Llevar un registro de cuándo aparecen los dolores y la medicación que se usa (Diario de cefaleas).

-Controlar la frecuencia con la que se toman analgésicos, ya que su uso excesivo puede agravar la cefalea

-Consultar al médico, ya que este podrá evaluar qué tratamiento preventivo utilizar según el tipo de dolor y los antecedentes de cada persona

Fuente: infobae.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario