Associated Press 10 julio 2016

Mujer negra herida de bala en Dallas elogia a los policías

DALLAS (AP) — Una mujer negra de Texas que fue herida cuando se arrojó sobre su hijo para protegerlo durante el ataque a una protesta en Dallas elogió el domingo a los policías y dijo que participaría en otra manifestación para mostrarles a sus chicos que no abandona la lucha.

Shetamia Taylor, que asistió a la manifestación con sus cuatro hijos, le agradeció a la policía de Dallas por protegerla durante el caos del jueves en la noche. Dijo que los agentes la resguardaron mientras las balas pasaban silbando alrededor.

Los policías "no se preocuparon de su propia vida. Permanecieron ahí con nosotros. Nos rodearon a mi hijo y a mí", agregó.

Taylor, que estaba en silla de ruedas con la pierna derecha inmovilizada, dijo en conferencia de prensa en el Centro Médico de la Universidad Baylor que ella siempre ha tenido a los policías "en muy alta estima" y señaló que su hijo menor quiere ser agente.

"Jamás he tenido un problema con policías", dijo. "Más bien esto hizo que admiración por ellos sea mayor".

Taylor dijo que acudió a la movilización para protestar por las muertes de hombres negros a manos de policías en Baton Rouge, Louisiana, y en las afueras de St. Paul, Minnesota, y en anteriores encuentros entre afroestadounidenses y agentes.

Señaló que el ataque a tiros ocurrido durante la marcha en Dallas, en el que cinco policías fueron asesinados y siete heridos, no hará que desista de participar en otra manifestación.

Taylor quiere que sus hijos —de 12, 13, 15 y 17 años— sepan que se trató de un incidente aislado.

"No quiero que crean que soy una persona que abandona la lucha, porque no lo soy", apuntó.

Indicó que ella y sus hijos se preparaban para retirarse de la marcha cuando escucharon dos disparos y vieron caer a un agente.

"Mientras caía, el agente gritó: 'tiene un arma de fuego. Corran''', recordó la mujer.

Al huir, ella sintió cuando una bala la hirió en la parte posterior de la pierna. La mujer dijo que derribó a su hijo de 15 años, Andrew, y "me puse encima de él".

Entonces un policía saltó encima de ellos.

"Y había otro policía a nuestros pies. Y otro en el lado de nuestras cabezas. Había varios de ellos en fila contra una pared", dijo Taylor. "Y permanecieron con nosotros. Y vi cuando un policía fue alcanzado por una bala justo enfrente de mí".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario