Mundo 15 junio 2016

Mujer británica-iraní acusada de complot contra Irán

TEHERÁN, Irán (AP) — Una ciudadana británica-iraní ha sido detenida en Irán y acusada de tratar de provocar "el derrocamiento indirecto" del gobierno, informó el miércoles una agencia de noticias estatal.

Es el más reciente caso en que individuos con doble ciudadanía son detenidos desde que Irán firmó un acuerdo con potencias extranjeras el año pasado comprometiéndose a reducir su programa nuclear.

El despacho de la agencia IRNA es la primera confirmación oficial de la detención de Nazanin Zaghari-Ratcliffe, empleada de la Fundación Thomson Reuters, la organización caritativa adscrita a esa agencia de noticias.

La fundación no respondió de inmediato a pedidos de comentario, aunque previamente Reuters había afirmado que la organización caritativa no opera en Irán.

La Guardia Revolucionaria Iraní detuvo a Zaghari-Ratcliffe el 3 de abril en el Aeropuerto Internacional Imam Khomeini de Teherán, y la trasladó luego a una prisión en la provincia de Kermán, dijo IRNA. Añadió que ella tiene conversaciones telefónicas y se reúne regularmente con su familia.

Zaghari-Ratcliffe fue detenida cuando trataba de salir del país con su hija pequeña, Gabriella, que se quedó en Irán con familiares luego que las autoridades le confiscaron el pasaporte, dijo Amnistía Internacional.

La Guardia Revolucionaria dijo que Zaghari-Ratcliffe, de 37 años, había participado en "el diseño e implementación de proyectos mediáticos y cibernéticos a fin de causar el derrocamiento indirecto de la República Islámica". No dio detalles. La misión iraní ante las Naciones Unidas no respondió inmediatamente a una solicitud para que haga comentarios.

Las leyes iraníes no reconocen la doble ciudadanía. El gobierno de Irán alberga profundas sospechas en torno tanto a Gran Bretaña como Estados Unidos, debido en parte a la participación de esos países en un golpe de estado en Irán en 1953. Un cartel colocado en Teherán antes de las elecciones parlamentarias de febrero mostraba el rostro de la reina de Inglaterra combinado con el de un camello, advirtiéndole a la ciudadanía que estén atentos a cualquier "injerencia extranjera".

La Guardia Revolucionaria, una fuerza paramilitar que tiene la misión de proteger la estabilidad del gobierno, ha estado vigilando con particular empeño a gente de origen occidental desde que Irán firmó el acuerdo nuclear.

___

Gambrell reportó desde Dubái, en los Emiratos Arabes Unidos.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario