Associated Press 18 agosto 2016

Muestran atestadas celdas de Patrulla Fronteriza en Arizona

TUCSON, Arizona, EE.UU. (AP) — Imágenes presentadas el jueves como evidencia en una demanda contra la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos por malas condiciones en las instalaciones de detención en Arizona muestran a hombres apretujados bajo una manta isotérmica tratando de conservar el calor corporal, y a una mujer utilizado un piso de concreto lleno de basura para cambiar el pañal de un bebé.

Las imágenes fueron tomadas del video de cámaras de vigilancia de al menos cuatro estaciones de la Patrulla Fronteriza y fueron presentadas el miércoles en una demanda contra la Patrulla Fronteriza por las condiciones, descritas como repugnantes, en el sector Tucson de la agencia, que comprende la mayor parte de Arizona.

El grupo National Immigration Law Center y la Unión Americana de Libertades Civiles argumentaron en la corte que las imágenes debían ser publicadas para ayudar a probar las acusaciones de que la Patrulla Fronteriza retiene de manera rutinaria a inmigrantes en celdas extremadamente frías y sucias.

Los abogados del gobierno que representan a la Patrulla Fronteriza pidieron que las fotos y otros documentos se mantuvieran fuera de la vista pública, porque —dijeron— su publicación violaría derechos de privacidad de migrantes y de la Patrulla Fronteriza, y podría suscitar preocupaciones de seguridad.

Los rostros de las personas que aparecen en las fotografías mostradas fueron borrados. Las fotografías publicadas en junio mostraban en las áreas de detención baños mohosos, papel sanitario sucio sobre el piso y fuentes de agua potable descompuestas. Otra imagen publicada el jueves mostró a un niño pequeño gateando sobre el piso de concreto de una celda.

Algunas de las fotografías más perturbadoras mostraban niños sentados alrededor de basura, dijo Nora Preciado, una abogada del National Immigration Law Center. Otras mostraban celdas vacías llenas de colchonetas mientras que otras celdas cercanas tenían gente en ellas, pero no colchonetas.

Las imágenes mostraron también más de 20 apiñados en una celda, cubriéndose con mantas isotérmicas fabricadas de un material extremadamente delgado.

"He visitado muchas instalaciones de detención en mis 11 años como abogada y tengo que decir que la forma en que se ven las instalaciones de la Patrulla Fronteriza es deplorable y repugnante", comentó Preciado.

La Patrulla Fronteriza emitió un comunicado que no menciona directamente las imágenes, pero insiste en que está "comprometida con la seguridad, protección y bienestar de quienes están en nuestra custodia, especialmente aquellos que son más vulnerables".

Las instalaciones de detención además son sujetas a inspecciones no anunciadas del Departamento de Seguridad Nacional, agregó el comunicado.

Las celdas mostradas en las imágenes están diseñadas para proporcionar albergue de corto plazo a los detenidos hasta que puedan ser procesados, dijo la agencia.

Los migrantes son normalmente deportados o transferidos a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, la cual tiene centros de detención para plazos más largos.

El juez federal David C. Bury emitió en septiembre del año pasado sanciones contra la Patrulla Fronteriza por destrucción de evidencia de videos de vigilancia relacionados con el caso.

A la coalición que presentó la demanda se le permitió posteriormente inspeccionar y fotografiar cuatro de las ocho estaciones que tienen celdas de detención. Ahora recibe continuamente videos de vigilancia de la Patrulla Fronteriza, como lo ordenó el juez Bury, dijo Preciado.

La demanda fue presentada originalmente en representación de tres inmigrantes que dijeron que fueron retenidos en celdas sumamente frías mientras esperaban ser transferidos.

Se convirtió en una demanda colectiva y los grupos que demandaron han entrevistado a más de 75 ex detenidos que describieron las celdas como asquerosas y carentes de artículos básicos, como camas.

La demanda acusa además a la agencia de control fronterizo de no revisar adecuadamente a detenidos para detectar problemas de salud y de no proporcionar acceso adecuado a tratamiento médico por parte de profesionales.

La Patrulla Fronteriza dijo el año pasado que sus agentes "realizan todos los esfuerzos para asegurarse de que quienes están en nuestra custodia reciban alimento, agua y atención médica según sea necesaria".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario