Mundo 10 abril 2016

Muertos por gran incendio en templo de India suben a 106

THIRUVANANTHAPURAM, India (AP) — Más de 100 personas murieron y 380 resultaron heridas el domingo en un enorme incendio desatado durante un espectáculo de fuegos artificiales en un templo en el estado de Kerala, en el sur de India, según las autoridades.

La cifra oficial de víctimas era de 106 muertos y 380 heridos, aunque los medios locales estimaban que las bajas eran mayores.

Decenas de asistentes corrieron en pánico cuando la gran explosión inicial cortó la electricidad en el recinto, mientras otras explosiones extendían las llamas y lanzaban escombros por los aires, dijo un testigo. Muchas personas quedaron atrapadas.

"Fue un completo caos. La gente gritaba en la oscuridad. Se oían sirenas de ambulancias, y en la oscuridad, nadie sabía salir del complejo", explicó Krishna Das, residente del pueblo de Paravoor.

El fuego comenzó cuando una chispa del espectáculo prendió otra remesa de fuegos artificiales que se almacenaba en el complejo del templo de Puttingal, en la localidad de Paravoor, situada al norte de la capital del estado de Kerala, dijo el ministro jefe Oommen Chandy, máximo cargo electo del estado.

La policía buscaba a 15 miembros de la junta del templo, que huyeron después del accidente. Las autoridades investigaban posibles cargos de homicidio por negligencia, punible con cadena perpetua, y de almacenaje ilegal de explosivos.

La mayoría de las 106 víctimas mortales murieron al derrumbarse el edificio donde se almacenaban los fuegos artificiales, explicó Chandy a la prensa en el recinto del templo. Unos 60 cuerpos fueron identificados, indicó. TimesNow, un canal de noticias en la televisión india, barajaba una cifra de 112 muertos.

Das dijo que varias ambulancias llevaron a los heridos a Thiruvananthapuram, la capital del estado, situada unos 60 kilómetros (37 millas) al sur de Paravoor, así como a la ciudad de Jollam.

Vecinos de la zona y policías sacaron a muchos de los heridos de debajo de losas de concreto.

Equipos de rescate buscaban sobrevivientes entre los restos, y varias excavadoras retiraban escombros mientras las ambulancias llevaban a los heridos a hospitales cercanos.

Cada año, el templo organiza una competición de fuegos artificiales en la que varios grupos ofrecen sucesivos espectáculos para miles de devotos reunidos para el último día de un festival de siete días en honor de la diosa Bhadrakali, una encarnación en el sur de India de la diosa hindú Kali.

Las autoridades regionales habían prohibido el espectáculo este año, dijo A. Shainamol, máxima responsable del distrito de Kollam.

"Se les dijo claramente que no se autorizaría ninguna clase de fuegos artificiales", dijo a la prensa.

La autorización se denegó por el temor a que grupos en competición intentaran superarse entre sí empleando más y más fuegos artificiales, y porque el templo se ve abarrotado durante el festival.

Amita Prakash, vecina de la zona, dijo que ella y otros residentes llevan desde 2012tratando de detener el espectáculo, que dura varias horas. "Este año también apelamos a las autoridades del estado. Algunos organizadores amenazaron con hacer daño a mi familia si continuaba mi campaña", dijo a los periodistas.

Chandy, ministro del estado, dijo que había encargado a un juez retirado investigar los sucesos que llevaron al incendio, y que se tomarían medidas contra aquellos que hubieran ignorado las normas.

El primer ministro, Narendra Modi, viajó desde Nueva Delhi para visitar el lugar y se reunió con Chandy y otros altos cargos de Kerala para abordar medidas de ayuda a los sobrevivientes.

___

La periodista de The Associated Press Katy Daigle en Nueva Delhi contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario