Mundo 13 noviembre 2016

Mueren 23 en nuevos choques en Siria, incluidos 11 niños

BEIRUT, Líbano (AP) — Veintitrés personas, incluidos 11 niños, murieron el domingo en el norte de Siria en momentos en que partidarios del gobierno continúan con su ofensiva en áreas controladas por la oposición en el norte del país, al tiempo que los rebeldes bombardearon un distrito de Alepo en poder del gobierno.

Por otro lado, al menos ocho personas más fallecieron en un presunto ataque aéreo sobre un punto de cruce que conecta áreas controladas por los curdos con zonas rebeldes en la provincia de Alepo, en el norte de Siria, señaló la fuerza de seguridad curda.

La violencia del domingo ocurrió un día después que tropas del gobierno repelieron una ofensiva rebelde en partes del oeste de la ciudad de Alepo que fue lanzada a finales de octubre. La agencia estatal de noticias SANA indicó que el bombardeo a un distrito del oeste de Alepo ocasionó la muerte de cuatro personas, incluidas dos mujeres y un niño.

Alepo ha estado profundamente dividida desde 2012. La ofensiva rebelde tenía como fin romper el asedio sobre la parte este de Alepo, en poder de la oposición.

El cerco del gobierno ha dejado atrapadas a aproximadamente 275.000 personas sin que se les permita la entrada de ayuda desde julio, en medio de una intensa campaña de bombardeos. La ofensiva rebelde comenzó después que Rusia, un importante aliado del gobierno sirio, indicó que detendría los ataques aéreos para permitirles a los rebeldes y a sus partidarios salir del este de Alepo. Los insurgentes rechazaron la oferta y las Naciones Unidas fracasaron en su intento de negociar que se permitiera el ingreso de ayuda al área sitiada, en medio de una amplia expectativa de una inminente ofensiva pro gubernamental.

Algunos residentes del este de Alepo dijeron el domingo que durante días han estado recibiendo mensajes de texto instándolos a salir de la ciudad en las siguientes 24 horas. No fue posible verificar de inmediato la veracidad de dichos mensajes ni quién los envió. Desde aeronaves del gobierno se habían lanzado previamente volantes sobre distritos del este en los que también se instaba a los residentes a salir del área y a utilizar corredores de seguridad declarados por Rusia para evacuar el asediado distrito.

Tres residentes dijeron que recibieron los mensajes el viernes y el sábado durante todo el día, en los que se denunciaba a la oposición y se amenazaba a los residentes con un ataque.

Para el domingo en la tarde, Ibrahim al-Haj, del grupo Defensa Civil Siria, dijo que los proyectiles de la artillería del gobierno sobre el barrio al-Salhin de la asediada parte este de Alepo mataron a una madre, a sus cuatro hijos y a su esposo que viajaban en un automóvil. Otro ataque ocasionó la muerte de un niño, de una mujer y tres hombres en dos barrios diferentes del territorio cercado, señaló al-Haj.

Aunque han disminuido los ataques aéreos sobre el este de la ciudad de Alepo, continúan los bombardeos aéreos sobre partes del oeste de la provincia de Alepo en poder de los rebeldes. La Defensa Civil Siria, que opera en áreas en poder de la oposición, dijo que uno de sus centros en la parte rural de Alepo fue bombardeado y quedó fuera de servicio por ataques aéreos sobre el poblado de Atareb. En los ataques murieron tres personas, incluidos dos niños.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario