Mundo 22 junio 2016

MSF: Casi 200 refugiados han muerto de inanición en Nigeria

LAGOS, Nigeria (AP) — Casi 200 refugiados que huyeron del terror impuesto por el grupo extremista Boko Haram han muerto de inanición y deshidratación en el último mes en la ciudad de Bama, en el noreste de Nigeria, dijo el miércoles el grupo Médicos Sin Fronteras.

Los refugiados "hablan de niños que mueren de hambre y que están cavando nuevas tumbas todos los días", según un comunicado del grupo, también conocido por sus siglas en francés MSF.

Se está desarrollando una "emergencia humanitaria catastrófica" en un campamento improvisado en el terreno de un hospital en el que se han refugiado 24.000 personas, señaló.

Los doctores trasladaron a 16 niños mal nutridos en riesgo de morir a su centro especial de nutrición en Maiduguri. Uno de cada cinco de los 15.000 niños está sufriendo desnutrición severa, encontró el grupo.

"Vemos el trauma en los rostros de nuestros pacientes que han sido testigos y han sobrevivido a muchos horrores", dijo Ghada Hatim, directora de la misión de Médicos Sin Fronteras en Nigeria.

Su equipo llegó a Bama el martes detrás de una caravana militar desde Maiduguri, capital del estado de Borno, que es el cuartel de la campaña militar de Nigeria.

Aunque Bama está a sólo 70 kilómetros (45 millas) al sureste de Maiduguri, los enfrentamientos en curso entre milicianos y tropas gubernamentales hacen que viajar sea inseguro y los agricultores no han plantado cultivos en 18 meses, explicó vía telefónica desde París el doctor Christopher Mampula, de MSF.

Los milicianos de Boko Haram con frecuencia queman casas y destruyen pozos, dejando pocos recursos acuíferos en un área donde la temperatura a menudo supera los 40 grados Celsius (100 Fahrenheit).

Los extremistas islámicos capturaron Bama en septiembre de 2014 y tropas nigerianas recuperaron la ciudad en marzo de 2015. Las fuerzas militares de Nigeria han contenido en gran medida la insurgencia de siete años de existencia que ha costado la vida a aproximadamente 20.000 personas, pero los milicianos siguen atacando aldeas, desplegando atacantes suicidas con explosivos y han realizado ataques más allá de las fronteras de Nigeria en Chad, Níger y Camerún.

Los refugiados en Bama están entre 1,8 millones de nigerianos que se han visto forzados a abandonar sus viviendas y a vivir en el interior del país, mientras que otros 155.000 se han ido a países vecinos, según las Naciones Unidas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario