Entretenimiento 06 julio 2016

Mortensen dirige familia alternativa en "Captain Fantastic"

CANNES, Francia (AP) — En la película "Captain Fantastic", Viggo Mortensen interpreta a un patriarca similar al de la familia Robinson, pero criando seis hijos en un tipi en el remoto estado de Washington en la época moderna.

Los hijos, bien educados e inteligentes, son igualmente expertos despellejando a un venado que leyendo "Los hermanos Karamazov" junto a una fogata. Anhelan tener cuchillos de cazador como la mayoría de los niños desean un iPhone.

"Captain Fantastic", un éxito en el circuito de festivales, ha resonado entre el público como una película para su época: una exploración sentida y cómica sobre si nuestras vidas hiperdigitales y ruidosas nos han separado de lo verdaderamente importante. El viernes se estrena en Estados Unidos.

"Parece una de esas películas que se conecta con algo relacionado a la sociedad estadounidense en este momento", dijo Mortensen mientras fumaba un cigarrillo en una azotea después de que la película se presentó en el Festival de Cine de Cannes en mayo. "La gente se siente desconcertada y piensa: 'No puedo hacer eso, no voy a despellejar a un (grosería) venado'. Pero hay otras cosas que se pueden hacer".

Es la segunda película que dirige Matt Ross, un actor veterano más conocido por su papel de Gavin Belson en "Silicon Valley" de HBO. En "Captain Fantastic", la vida idílica de la familia se ve en peligro cuando muere su madre.

Un viaje a New Mexico para ver a sus abuelos, quienes han criticado por años su estilo de vida, confronta a los niños con la vida normal en Estados Unidos y surgen las dudas sobre su muy educada pero aislada crianza. ¿Deberían los chicos de 8 años estar escalando rocas?

Ross reconoce que hay algunos aspectos autobiográficos en la historia. Su madre, dijo, era una "buscadora", y creció parcialmente en comunidades alternativas.

"Eran comunas hippies, pero no eran realmente comunas hippies porque eran los años 80", dijo en tono bromista.

También ha vivido en un tipi durante el verano, y al igual que su familia ficticia celebra el Día de Noam Chomsky. "Es mi héroe", dice.

Pero la mayoría de la cinta surgió de la propia experiencia de Ross como padre de familia. Él y su esposa, quienes viven ahora en Berkeley, California, tienen una hija de 13 años y un hijo de 9.

"Tenía muchas interrogantes sobre ser un padre y una figura paterna, y quise contextualizarlo y dramatizarlo", dijo Ross. "Y también de alguna manera estaba lindando con nuestra cultura y con quienes somos como país".

Ross filmó la parte de la película que se desarrolla en el noroeste del país en Washington, e hizo que su elenco llegara dos semanas antes para ayudar a construir la casa donde vive la familia del filme.

"Hubo muchas cosas que tuve que aprender", dijo Mortensen. "No soy ese tipo de padre, no tengo esa manera de razonar. Pero sí conecto con ciertas cosas y apruebo otras. Estaba muy contento de estar en el bosque".

Es el tipo de preparación que le encanta a Mortensen. En sus películas, el proceso para él es tan importante como el producto final. Para "El señor de los anillos" durmió en la intemperie con su espada. Para "Eastern Promises" de David Cronenberg (que le valió a Mortensen su única nominación al Oscar), vivió brevemente en Rusia y sugirió que su personaje tuviera tatuajes de mafioso ruso. En "Captain Fantastic" construyó un jardín.

"Me gusta llevar objetos, ideas, y me gusta trabajar con los directores que no se sienten amenazados por esto. Simplemente es mi proceso y me ayuda", dijo Mortensen, quien también escribe poesía, compone música clásica y fundó su propia editorial. "Solo quiero aprovechar al máximo cada momento cuando estamos filmando, en términos de preparación y realización, pero también como ser humano. Es parte de mi vida, no es solo ficción".

A pesar de que "Captain Fantastic" es orgullosamente liberal, termina con un acuerdo con los suegros conservadores del padre. Sin embargo, tanto Ross como Mortensen, quienes lucieron camisetas de Bernie Sanders en Cannes, están preocupados por la dirección que está tomando Estados Unidos.

"El hecho de que este país es un país de inmigrantes ha desaparecido mágicamente de la mente de algunas personas", dijo agitando la cabeza Mortensen, quien creció entre Argentina, Nueva York y Dinamarca.

Ross espera que "Captain Fantastic" transmita un mensaje de tolerancia, compasión y educación.

"Te pide que estés presente y no solo en modo de piloto automático", dijo Ross. "Espero que esto tenga un impacto, espero que sí".

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jakecoyleAP

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario