Entretenimiento 02 septiembre 2016

Molotov: "Lo que hacemos es un desahogo en una canción"

CIUDAD DE MEXICO (AP) — Las canciones de Molotov se han convertido en la banda sonora de sus admiradores a través de cambios políticos y sociales, mientras que denuncian problemas como el racismo, la corrupción, la burocracia y el abuso de poder.

Piezas como "Frijolero", "Gimme the power" y "Voto Latino", escritas a finales de la década de 1990 y principios de los 2000, les abrieron las puertas desde México hasta Rusia, donde los jóvenes las adoptaron como bandera de sus luchas. Dos décadas después, son esas mismas canciones las que mantienen vigente a esta banda mexicana de rock.

"Es triste que esas canciones sean tan actuales, porque todo aquello de lo que hablan sigue existiendo; pero también es del vox populi, los problemas son tan obvios y por culpa de unos cuantos, que el cambio no se produce, y mientras tanto está esta frustración y este coraje masivo", dijo el baterista Randy Ebright a The Associated Press, en una entrevista realizada el viernes en la Ciudad de México donde Molotov dio detalles de la gira con la que celebra dos décadas de vida.

"Lo que hacemos es un desahogo en una canción y provocar, oprimir algún botón en el subconsciente de la gente. Yo creo que hasta ahí es donde llega nuestra labor", agregó el músico nacido en Michigan, y que desde 1995 se integró a las filas del conjunto que completan Tito Fuentes, Miky Huidobro y Paco Ayala.

Molotov iniciará su gira conmemorativa de 20 años el 9 de septiembre en el Palacio de los Deportes de la capital mexicana. Tras esto viajarán a Estados Unidos donde tiene programados 15 conciertos. En octubre, el cuarteto ofrecerá una serie de presentaciones en Sudamérica y será el próximo año cuando la banda presente un nuevo álbum en estudio.

Al igual que a miles de mexicanos, la visita del miércoles del candidato presidencial republicano, Donald Trump, molestó a los integrantes de Molotov, quienes sumaron sus voces a la de ciudadanos, políticos, académicos e intelectuales que han criticado la invitación que le hizo el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

"Es lo más miserable a lo que ha llegado la presidencia", expresó Tito Fuentes durante su encuentro con la prensa.

"Que una persona como Trump, sin conocimiento real de cómo gobernar una potencia como Estados Unidos se esté acercando (a la presidencia) y tenga tanto arrastre con conceptos tan mediocres y fascistas, nos dice que dentro de ese país también hay mucha gente equivocada", dijo Ayala a AP.

Ebright dijo que a diferencia otros años, no lo convencen los candidatos actuales.

"Voy a tener que escribir un 'Gimme the power', pero en inglés", señaló el baterista estadounidense.

"Gimme the power", incluida en el álbum debut de Molotov "¿Dónde jugarán las niñas?" de 1997, es una de las canciones más emblemáticas del grupo. Dicho tema ha sonado en manifestaciones recientes en Venezuela, lo que significa un "orgullo" para la banda, ya que fue escrito para plasmar su sentir respecto al abuso de poder y la corrupción.

A dos décadas de distancia, los integrantes del grupo afirman que no dejan de sorprenderse de cómo su música ha roto barreras geográficas y generacionales.

La agrupación ganadora de cinco Latin Grammy visitó Rusia por primera vez en el 2000, y regresó una década después para documentar su experiencia, la cual quedó plasmada en el CD-DVD de 2012, "Desde Rusia con amor".

"¡No dejamos de sorprendernos! Regresamos en 2010 a Rusia, y volvimos a México pensando cómo le habíamos hecho para ir a ese país, hacer cuatro shows y que la gente cantara las canciones", dijo Ayala.

"Hay cosas que no tienen respuesta. La música sí que tiene esa magia de hacerte viajar", apuntó el músico.

Molotov también se ha visto envuelto en polémica en diversas ocasiones. Uno de los casos más recodados sucedió justo en sus inicios con el lanzamiento de "¿Dónde jugarán las niñas?, cuya portada ocasionó que fuera retirado de las tiendas de discos por ser considerado ofensivo a la moral en México. La tapa presenta la fotografía de una chica con uniforme de secundaria y la braga a media pierna.

Mientras que su tema "Puto" ha sido calificado por grupos defensores de la comunidad LGBT como una canción homofóbica. Hace unas semanas, durante la visita de la banda a España, la controversia revivió.

"La canción la vamos a tener explicar toda la vida y su contexto", dijo Fuentes. "No somos homofóbicos para nada".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario