Mundo 12 agosto 2016

Misiles sobre mercado y hospital dejan 18 muertos en Siria

BEIRUT (AP) — Misiles cayeron sobre un mercado al aire libre, un hospital materno-infantil y una aldea en la norteña provincia siria de Alepo, causando al menos 18 muertes, entre ellas las de niños y dos empleados de hospital, en medio de una serie de ataques aéreos del gobierno a zonas en poder de la oposición, informaron activistas y socorristas.

Los misiles alcanzaron el único hospital para mujeres y niños en la población de Kafr Hamra el viernes antes del amanecer. Murieron una enfermera y un empleado y el equipo de rescatistas Defensa Civil Siria dijo que halló a una decena de personas vivas entre los escombros.

Kafr Hamra es adyacente al frente norte en la ciudad dividida de Alepo, donde las fuerzas del gobierno han cerrado el ingreso principal a la zona opositora, donde han quedado atrapadas 300.000 personas.

Combatientes de la oposición lanzaron una contraofensiva la semana pasada para quebrar el asedio desde el frente sur. Ese camino está bajo fuego y la ONU ha pedido un cese de fuego para permitir la ayuda humanitaria.

Las instalaciones sanitarias son blancos frecuentes en la guerra civil siria. Grupos socorristas han dicho que julio pasado fue uno de los peores meses desde que comenzó la guerra en 2011, con la destrucción parcial o total de 43 instalaciones.

A pesar de los pedidos de cese de fuego y una promesa de Rusia de dar una tregua de tres horas para permitir el ingreso de la ayuda humanitaria, la violencia no ceja.

El viernes, los ataques aéreos alcanzaron un mercado en Urem a--Kubra, una población del suroeste de la provincia de Alepo, donde murieron al menos seis personas, según el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos con sede en Gran Bretaña, que monitorea la guerra. La población se encuentra sobre el camino que enlaza Alepo con la provincia de Idlib, en poder rebelde, que también ha sido escenario de bombardeos intensos.

En la zona rural del norte de Alepo murieron al menos 10 personas, entre ellas mujeres y niños, en la aldea de Hayan. No estaba claro cuál era el blanco, pero videos descargados por activistas en el lugar muestran cadáveres de mujeres y niños junto a un camino mientras la gente local trata de recogerlos.

El ministro alemán de Exteriores pidió el viernes acceso humanitario supervisado por Naciones Unidas a Alepo y afirmó que un alto el fuego unilateral de tres horas diarias no es suficiente.

El ejército ruso, que combate junto a las fuerzas del gobierno sirio en la guerra civil, ha prometido un cese el fuego diario de tres horas en Alepo, que permita el acceso de ayuda humanitaria a zonas sitiadas. Un destacado responsable humanitario de Naciones Unidas ya ha señalado que, a la vista de la logística necesaria, hace falta una pausa de 48 horas cada semana.

"El acceso humanitario no puede producirse bajo el control de un único lado del conflicto", afirmó el ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, citado en la edición del viernes del diario Frankfurter Allgemeine Zeitung.

El ministro añadió que "un cese el fuego de tres horas al día declarado de forma unilateral no es suficiente para evitar una catástrofe humanitaria".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario