Mundo 01 mayo 2016

Miles reclaman mejores condiciones laborales en Cono Sur

SANTIAGO DE CHILE (AP) — Los chilenos salieron el domingo a las calles de Santiago a celebrar el Día del Trabajo y reclamar mejoras sociales en dos marchas paralelas, una de las cuales registró incidentes violentos.

Las manifestaciones se realizaron días después de un controvertido fallo del Tribunal Constitucional (TC) que declaró inválida la "titularidad sindical", que otorgaba la exclusividad de la negociación colectiva a los sindicatos y que era considerada el corazón de la reforma laboral en la que trabaja desde hace meses el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet.

La medida trataba de impedir la existencia de grupos negociadores que compiten entre ellos y dividen a los trabajadores, casi siempre en beneficio del empresariado, debilitando de paso a los sindicatos.

La primera marcha, organizada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT, el mayor de los sindicatos en Chile), reunió a unas 5.000 personas y transcurrió de forma pacífica en la principal avenida de la ciudad, la Alameda.

"No nos sorprende el pronunciamiento del TC esta semana. En pleno sigo XXI algunos siguen viendo a los trabajadores como sinónimo de esclavitud", afirmó en su discurso final Bárbara Figueroa, presidenta de la CUT, en relación al polémico fallo. Opinó que los problemas parten de una Constitución diseñada en la dictadura, a la que acusó de dejar en los chilenos una mentalidad individualista y no de lucha colectiva. Figueroa finalizó su discurso convocando a una nueva marcha sindical a finales de mayo.

La segunda marcha, organizada por el Comité Iniciativa Unidad Sindical (compuesta por personas que manifiestan no sentirse representados por la CUT, a la que acusan de ser instrumentalizada por el gobierno), recorrió también las principales calles de Santiago. En su transcurso se registraron numerosos incidentes de violencia y ataques a locales comerciales, que fueron fuertemente reprimidos por la policía chilena con carros dotados de cañones de agua y con gases lacrimógenos.

En Paraguay, diversas centrales gremiales obreras agrupadas por el Congreso Democrático del Pueblo se dieron cita en Asunción para una manifestación en la que exigieron mejoras laborales. El ministro de Trabajo, Guillermo Sosa, ya adelantó que no se iba a reajustar el sueldo mínimo por el momento.

Los gremios sindicales luchan en Paraguay por el respeto de las jornadas de ocho horas diarias, mejoras salariales y reformas en los sectores agrario, educativo y de salud.

En Montevideo, Uruguay, marcharon muchos de trabajadores celebrando el 50 aniversario de la unitaria PIT-CNT (Plenario Intersindical de Trabajadores-Convención Nacional de Trabajadores), que el mismo domingo inauguró su canal de televisión. Se trató de una manifestación multitudinaria en el país sudamericano que tuvo en primera línea al ex presidente José Mujica y su esposa, Lucía Topolansky.

Tras entonar el Himno Nacional y la Internacional, los distintos líderes sindicales realizaron discursos que ahondaron en las diferencias de precios de productos básicos de supermercados, o en la situación política internacional, en alusión al proceso de juicio político en Brasil, el salario y el empleo, con referencias también a los desaparecidos de la dictadura (1973-1985).

___

El camarógrafo de The Associated Press en Chile, Mauricio Cuevas, colaboró a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario