Mundo 19 noviembre 2016

Miles exigen la renuncia del primer ministro malasio

KUALA LUMPUR, Malasia (AP) — Más de 10.000 manifestantes con camisetas amarillas marcharon el sábado en Kuala Lumpur para exigir la renuncia del primer ministro, Najib Razak, por un escándalo financiero. Los manifestantes protestaron pese a una prohibición de la policía y la detención de más de una veintena de activistas.

La marcha avanzó por el centro de Kuala Lumpur y llegó a las torres gemelas de Petronas tras no lograr la entrada a la plaza Independiente, el punto preferido para protestas en la ciudad y que estaba acordonada por policías con cañones de agua preparados.

Algunos corearon "Salven a la democracia" y "Bersih, Bersih", el nombre del grupo partidario de la reforma electoral que organizó la manifestación. El nombre significa "limpio" en lengua malaya.

El ex primer ministro Mahathir Mohamad, que ha liderado las peticiones de renuncia de Najib, se unió a la marcha y añadió fuerza a la protesta.

"Todo el mundo está preocupado por la clase de gobierno que tenemos ahora", dijo Mahathir, vestido con una camiseta amarilla de Bersih. "Ya no vivimos en una democracia, sino en una cleptocracia, una nación gobernada por ladrones".

La marcha terminó de forma pacífica tras un chaparrón.

Najib —que estaba en Lima, Perú, para asistir a una cumbre Asia Pacífico— ha mantenido un control férreo del país desde que aparecieron hace dos años acusaciones de corrupción relacionadas con el endeudado fondo estatal 1MDB, que él fundó. El fondo está en el centro de investigaciones en Estados Unidos y otros países.

El primer ministro, que ha negado haber hecho algo indebido, describe a Bersih como "engañoso" y afirma que el grupo se ha convertido en una herramienta de partidos de oposición para derrocar a un gobierno elegido de forma democrática.

La policía calculó que hubo unos 15.500 asistentes. La cifra fue mucho menor que los 50.000 que asistieron a la marcha de Bersih más reciente, en agosto de 2015, que también demandó que Najib renunciara. Según el portal independiente de noticias Malaysiakini, más de 40.000 acudieron a la marcha del sábado.

La policía registró el viernes la oficina de Bersih y detuvo a la presidenta del grupo, Maria Chin, por una investigación sobre "actividades en detrimento de la democracia parlamentaria".

Otras 19 personas, en su mayoría políticos y activistas, fueron detenidos el viernes y el sábado para impedir disturbios, según la policía. Amnistía Internacional criticó las detenciones y pidió la liberación inmediata de los activistas, a los que describió como presos de conciencia.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario