Mundo 13 abril 2016

Migrantes y policía macedonia chocan en frontera con Grecia

IDOMENI, Grecia (AP) — Más de 100 migrantes se enfrascaron en enfrentamientos con la policía macedonia el miércoles en el otro lado de la valla de la frontera con Grecia, choques que ocasionaron nubes de gas lacrimógeno sobre un atestado campamento de refugiados y otros migrantes varados.

La violencia no impidió la planeada visita a la cerca fronteriza en Macedonia de los presidentes de Croacia y Eslovenia.

No hubo reportes de personas heridas en los incidentes en el cerrado cruce de Idomeni, mientras que los policías antimotines griegos que vigilaban a migrantes que lanzaban piedras desde el otro lado de la frontera no realizaron arrestos, hicieron poco por intervenir y se replegaron durante la descarga de gas lacrimógeno.

La policía macedonia disparó decenas de latas de gas lacrimógeno, granadas aturdidoras y balas de goma a los manifestantes, que antes habían intentado escalar la cerca fronteriza utilizando mantas proporcionadas por grupos humanitarios para cubrir rollos de alambre con cuchillas. Muchas de las latas fueron neutralizadas con mantas y con tierra lanzada sobre ellas por los manifestantes.

Aproximadamente 11.000 personas han estado viviendo en el campamento informal durante semanas, desde que Macedonia cerró su frontera a refugiados transitorios y otros migrantes que esperan avanzar al norte hacia el próspero corazón de Europa. Antes del cierre, el cual fue originado por una medida similar en Austria, más al norte en el corredor de migración, alrededor de 850.000 personas que habían llegado a Grecia en embarcaciones de contrabandistas desde Turquía habían ingresado a Macedonia desde Idomeni.

Los residentes del campamento —en su mayoría refugiados sirios, iraquíes y afganos— se han negado a acatar las indicaciones de las autoridades griegas de que se reubiquen en campamentos organizados y han intentado varias incursiones masivas al interior de Macedonia en semanas recientes, tratando de saltar la cerca o atravesarla.

Alaeddin Mohamad, un estudiante de Derecho de 26 años de Alepo, Siria, quien ha vivido en el campamento durante un mes, dijo a The Associated Press que las protestas comenzaron con los migrantes sentándose pacíficamente frente a la cerca fronteriza, y la policía macedonia respondió con gas lacrimógeno.

"Nosotros no queremos enfrentamientos; queremos que se abran las fronteras y seguir con nuestra vidas", agregó Mohamad. "Yo quiero continuar mis estudios en Europa. Permaneceré aquí hasta que se abra la frontera. De lo contrario, moriré aquí"

El domingo, los fuertes enfrentamientos entre migrantes que lanzaban piedras y la policía macedonia utilizando gas lacrimógeno, granadas aturdidoras, balas de goma y cañones de agua dejaron decenas de heridos. La violencia aumentó la fricción entre los dos vecinos de los Balcanes —peleados durante un cuarto de siglo respecto al nombre oficial de Macedonia_, con las autoridades macedonias acusando a las griegas de no hacer nada para parar a los amotinadores y Atenas denunciando la respuesta de mano dura por parte de Skopie.

___

Konstantin Testorides contribuyó a este despacho desde Gevgelija, Macedonia.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario