Mundo 25 junio 2016

Miembros fundadores de la UE piden rápido inicio de Brexit

BERLIN (AP) — Los miembros fundadores de la actual Unión Europea instaron el sábado a iniciar con premura las negociaciones sobre la salida británica de la UE, y señalaron que los otros 27 miembros del grupo necesitan seguir hacia delante y pensar en el futuro.

En una muestra de unidad en Berlín, los ministros de Exteriores de los seis miembros fundadores pidieron un rápido diálogo para evitar una inseguridad prolongada financiera y política en el continente.

"Hay una cierta urgencia... para que no tengamos un periodo de incertidumbre, con consecuencias financieras, consecuencias políticas", indicó el ministro francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault.

Ayrault hizo declaraciones junto a sus homólogos de las otras cinco naciones fundadoras —Alemania, Italia, Holanda, Bélgica y Luxemurgo_. Todos ellos hablaron de la necesidad de una renegociación rápida.

El ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, dijo que las negociaciones sobre la salida británica de la Unión Europea deben comenzar "tan pronto como sea posible" y añadió que harán falta "discusiones europeas intensivas".

Steinmeier afirmó que hay que "mostrar a la gente de Europa que Europa es importante, y no sólo importante sino capaz de cumplir su labor".

El ministro luxemburgués de Exteriores, Jean Asselbron, dijo confiar en que ahora no haya un juego de "el ratón y el gato" y que Londres invoque el Artículo 50 de la carta europea, que permite la salida de un país.

"Debe haber claridad", dijo Asselborn a la prensa. "La gente ha hablado y tenemos que aplicar esta decisión".

El ministro añadió que una vez salga del bloque, Gran Bretaña será un "tercer país" —el término en la UE para no miembros— en términos acuerdos comerciales, pero insistió en que eso no tiene una connotación "negativa".

Los seis ministros dijeron estar de acuerdo en que Europa tiene que hacer más para resolver cuestiones urgentes como la crisis de refugiados, el alto desempleo entre los jóvenes en el sur de Europa y las preocupaciones de seguridad tras los atentados en Francia y Bélgica.

En sus declaraciones antes de la reunión, Steinmeier indicó que es importante que los líderes conecten mejor con los más de 500 millones de ciudadanos de la UE y reaccionen a sus preocupaciones.

El ministro alemán de Exteriores señaló que ahora es el momento de que los 27miembros restantes se escuchen entre sí para determinar el futuro de la unión, y añadió que también deben escuchar "las expectativas de la gente".

Pese a la necesidad de que se ponga solución a los problemas de la UE, el titular de Exteriores advirtió contra decisiones repentinas.

"Está totalmente claro en ocasiones como esta que uno no debería estar histérico ni caer en la parálisis".

De forma casi desafiante, señaló que "estoy seguro de que los países que tienen algo que decir no permitirán que se les arrebate su Europa".

La UE se construyó en la sombría posguerra tras la II Guerra Mundial con la esperanza de que llevar al destruido continente a un futuro más próspero y pacífico. Iniciada en 1951 como la Comunidad Europea del Carbón y del Acero, se convirtió en la Comunidad Económica Europea en 1957 con los seis miembros presentes en el encuentro de Berlín el sábado.

Poco a poco se unieron más países de la Europa occidental. Con la caída del comunismo en 1989, la unión política y económica abrió también sus puertas a países del este y centro de Europa como Hungría y Polonia.

Pese a la crisis actual de la Unión, el ministro belga de Exteriores, Didier Reynders, dijo que intentarían "avanzar ahora en la integración europea".

"Tenemos que negociar la salida con Gran Bretaña, pero también tenemos que hablar sobre cómo es posible hacer más con algunos socios o con los 27 estados miembros en varios temas concretos", dijo Reynders a la prensa.

Por su parte, el ministro holandés de Exteriores, Bert Koenders, apuntó que es muy importante buscar "cooperación europea innovadora, constructiva".

La reunión del sábado es una de las muchas conversaciones que se celebran sobre el tema, indicó la oficina de Steinmeier, y no debería verse como "un formato exclusivo".

Al encuentro acudieron también el ministro Francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, y sus homólogos de Italia, Paolo Gentiloni, y Jean Asselborn, de Luxemburgo.

Pese a la determinación de los responsables de Exteriores de buscar soluciones a la crisis, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, advirtió el sábado al diario alemán Bild que otros países podrían pedir referendos para abandonar la UE.

Juncker dijo al diario que la salida de Gran Bretaña no significa el principio del fin de la UE, pero advirtió que "los populistas no dejarán escapar esta oportunidad de promocionar con mucho ruido sus políticas antieuropeas".

Al mismo tiempo, señaló que las consecuencias que pueden enfrentar ahora los británicos por la salida de su país podrían poner fin rápidamente a esa "tosca incitación".

"Debería demostrar rápidamente que Gran Bretaña estaba mejor en la UE, a nivel económico, social y cuando se trata de política exterior", dijo Juncker.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario