Deportes 18 agosto 2016

Miembro del COI es interrogado por reventa de boletos

RIO DE JANEIRO (AP) — El miembro del COI Patrick Hickey fue dado de alta de un hospital el jueves y fue trasladado directamente a una delegación de policía de Río de Janeiro para declarar como parte de una investigación sobre reventa de boletos de Juegos Olímpicos.

El irlandés, de 71 años, fue arrestado durante una redada en la madrugada del miércoles en el hotel donde se hospedan los funcionarios del COI, pero de inmediato fue hospitalizado por Dolores en el pecho.

La Federación de Boxeo de Irlanda indicó a The Associated Press que a un miembro de su delegación en las justas de Río se le permitió reunirse con Hickey en el hospital para ser informado de su decisión de separarse temporalmente de sus actividades en el Comité Olímpico Internacional.

Como integrante del consejo directivo del COI, Hickey estaba a cargo del grupo influyente que abarca los organismos olímpicos europeos.

Hickey enfrenta cargos de conspiración, reventa de boletos y marketing parasitario después que las autoridades brasileñas afirmaran que el funcionario formaba parte de un plan para obtener tres millones de dólares con la venta ilegal de boletos sobrevaluados para eventos de las primeras justas olímpicas en Sudamérica.

Hickey fue filmado el jueves saliendo del hospital en silla de rueda.

"El Consejo Olímpico de Irlanda puede confirmar que Pat Hickey ha sido dado de alta del hospital y fue trasladado a una estación de policía para completar una declaración", explicó la organización irlandesa en un comunicado.

No hay información de parte de las autoridades sobre por cuánto tiempo retendrán a Hickey.

El COI informó a la AP que ha suspendido los viáticos de Hickey de 900 dólares diarios.

La policía ha confiscado más de 1.000 boletos que fueron vendidos por encima de su costo y que habían sido asignados originalmente al comité irlandés. La compañía sospechosa de revenderlos es la empresa británica de turismo THG Sports.

Uno de los ejecutivos buscados es Marcus Evans, dueño de Marcus Evans Group, empresa matriz de THG Sports y dueña del club de fútbol Ipswich Town.

Kevin James Mallon, uno de los principales ejecutivos de THG Sports, fue arrestado al principio de los Juegos junto con un empleado que ejercía de traductor. La policía dijo que Mallon tenía boletos falsos

Algunos boletos del comité irlandés para la ceremonia de apertura de los Juegos de Río con un valor original de 1.400 dólares fueron vendidos a 8.000 dólares, de acuerdo con la policía.

___

El periodista de The Associated Press Stephen Wilson contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario