Deportes 19 agosto 2016

Miembro de COI es retenido en prisión por reventa de boletos

RIO DE JANEIRO (AP) — El presidente de los organismos olímpicos europeos, Patrick Hickey, fue trasladado a una prisión a pocos días de que culminen los Juegos Olímpicos de Río mientras se encuentra bajo investigación en un escándalo de reventa de boletos, informaron las autoridades el viernes.

A Hickey, miembro del Comité Olímpico Internacional, se le negó la libertad bajo fianza después que su equipo legal argumentó infructuosamente que el funcionario estaba siendo detenido ilegalmente luego de ser arrestado la madrugada del miércoles en el hotel donde se hospeda el COI.

La policía sólo empezó a interrogarlo el jueves debido a que permaneció hospitalizado un día al sufrir dolores en el pecho al momento de su detención. Hickey, un irlandés de 71 años, ahora fue trasladado al enorme centro penitenciario Bangu en Río de Janeiro, se indicó a través de un comunicado de la policía.

Hickey se marginó temporalmente de su cargo en el COI, incluyendo sus responsabilidades en la junta directiva y del Comité y al frente del influyente grupo que abarca los organismos olímpicos europeos.

El irlandés enfrenta cargos por conspiración, reventa de boletos y marketing parasitario después que las autoridades brasileñas afirmaran que el funcionario formaba parte de un plan para ganar tres millones de dólares con la venta ilegal de boletos a precios por encima de su costo para eventos de las primeras justas olímpicas en Sudamérica.

La policía ha confiscado más de 1.000 boletos que fueron vendidos bajo ese esquema y que habían sido asignados originalmente al comité irlandés. La compañía sospechosa de revenderlos es la empresa británica de turismo THG Sports.

Kevin James Mallon, uno de los principales ejecutivos de THG Sports, fue arrestado al principio de los Juegos junto con un empleado que ejercía de traductor, y las autoridades han emitido órdenes de arresto para cuatro ejecutivos más.

Algunos boletos del comité irlandés para la ceremonia de apertura de los Juegos de Río con un valor original de 1.400 dólares fueron vendidos a 8.000 dólares, de acuerdo con la policía.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario