Deportes 15 julio 2016

Mickelson conserva liderato en Abierto Británico

TROON, Escocia (AP) — Phil Mickelson vistió un impermeable negro que no necesitó hasta que llegó al final de Royal Troon y ya había alargado su ventaja. Henrik Stenson abrió las cortinas de su casa con la esperanza de ver la lluvia caer de lado, y quedó gratamente sorprendido con la calma.

El buen golf y una salida por la mañana son difíciles de vencer en el Abierto Británico.

Mickelson pegó un wedge que comenzó a rodar hacia el hoyo hasta que se detuvo a unos centímetros en el par tres de la octava bandera, su tiro más destacado en una ronda de dos bajo par, 69, que le permitió respaldar su histórico inicio y tomar ventaja luego de 36 hoyos en un major por primera vez en tres años.

"Creo que fue una buena ronda para respaldar la de ayer", comentó Mickelson. "Jugué sin mucha presión de nuevo. Hice uno dos swings malos que terminaron en bogeys. Pero durante la mayor parte, mantuve la bola en juego".

Pero no pudo sacudirse a Stenson, quien tuvo birdies por demás oportunos.

El sueco hilvanó tres birdies antes de que se presentara el viento y las lluvias comenzaran a escupir lluvia. Añadió dos más mientras durante los breves lapsos de buen clima. Y terminó con la mejor ronda del viernes, una tarjeta de 65 golpes, que le permitió mantenerse a un impacto de Mickelson.

"Ayer estaba a cinco de Mickelson, así que desde luego que esperaba acercarme un poco", reconoció Stenson. "Y como se dieron las cosas, remonté mucho. Aún hay mucho torneo. Estamos a la mitad, pero vamos bien hasta ahora. Estoy contento con la forma en que jugué. No es un campo sencillo".

Díganselo a los jugadores que tuvieron que sufrir ráfagas de viento superiores a los 48 kilómetros por hora (30 millas) y lluvia que por momentos impedía la vista.

"Algunas veces las cosas salen a favor", dijo Rory McIlroy, "y otras veces no".

Solo hay que ver la tabla de líderes.

Mickelson estaba al frente 10 bajo par, 132, el mejor marcador luego de 36 hoyos en la historia de Royal Troon. Stenson, quien quedó detrás de Mickelson en Muirfield en 2013, está a un solo golpe. Soren Kjeldsen y Keegan Bradley tuvieron rondas de 68 y están a tres golpes de distancia.

Los mejores 14 marcadores de cara al fin de semana jugaron el viernes por la mañana. De los 26 jugadores que aún están bajo par, solo cuatro de ellos jugaron por la tarde.

La naturaleza del golf, y de este torneo, es estar en el lado correcto del calendario de salida. Mickelson terminó empapado cuando salió del campo, pero logró terminar ocho hoyos antes de que se presentara la lluvia. En el noveno, hizo que su caddie sostuviera una sombrilla sobre su pelota para un putt para par de 10 pies.

¿Y Jordan Spieth? Él tiene suerte de poder seguir jugando.

Spieth sufrió la peor parte del clima y jugó sus últimos seis hoyos en par para una ronda de 75 y cuatro bajo par, 146, luego de dos rondas. Dos horas antes de que terminara, parecía que haría un viaje prematuro a Texas, pero logró pasar el corte.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario