Mundo 18 julio 2016

México: ONG denuncian cambios en forma contabilizar pobreza

CIUDAD DE MEXICO (AP) — Organizaciones civiles acusaron al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de México de cambiar de forma arbitraria el método que utiliza para medir la pobreza, con lo que ahora parece que el problema es menor.

El instituto defendió las modificaciones y asegura que suponen una "mejora" en la forma como mide los ingresos de los mexicanos ante la sospecha de que mucha gente decía que tenía menos ingresos.

El INEGI señaló que pidió a sus entrevistadores que investigaran más a fondo a las personas que dijeran que no tenían ingresos, que les encontraran incluso la más mínima fuente de dinero, fueran ayudas económicas, trabajos chicos o asistencia de parientes.

Esas cantidades no registradas anteriormente fueron sumadas a la contabilización en el estudio que se efectuó a finales del año pasado.

La institución mexicana encargada de medir oficialmente la pobreza, llamada CONEVAL, dijo que las modificaciones puestas en marcha el año pasado incrementaron 11,9% los ingresos que tienen las familias a nivel nacional y elevaron los de las familias más pobres hasta 33,6%.

Pero tales modificaciones han hecho que las cifras de 2016 sean imposibles de comparar con las de años anteriores, lo que impide cualquier seguimiento o estudio sobre la pobreza en México.

La organización ciudadana Acción Ciudadana Frente a la Pobreza dijo que las modificaciones en las estadísticas plantean dudas sobre la posible utilización política de las cifras sin modificar el problema de fondo.

Esta "mejora" no cambia la realidad, escribió el grupo en un comunicado. Los ingresos de la gente no mejoraron debido al cambio de las fórmulas estadísticas, agregó.

Según las cifras oficiales del año pasado, 46,2% de los mexicanos vivían en la pobreza y el 9,5% en "extrema pobreza", lo que significa que no tienen suficientes ingresos para cubrir sus necesidades más básicas.

El INEGI dijo que declarar menos ingresos de los reales es un problema en muchos países, pero esa práctica es más pronunciada en México que en otras naciones de América Latina.

La agencia dijo que detectó ese subregistro al comparar los ingresos declarados con las cifras de la actividad económica, donde encontró una diferencia.

Rolando Ocampo, vicepresidente de la Junta de Gobierno del INEGI, dijo que los entrevistadores de campo fueron capacitados para que hicieran las preguntas adicionales.

"Si el informante refiere que no tuvo ingresos, entonces preguntamos cómo se sostiene, como le hace para vivir. 'Mi hijo sale a trabajar con la señora de la esquina''', señaló Ocampo, a fin de describir un ejemplo de un ingreso del que no se había informado previamente.

Algunos cuestionaron si ese ingreso endeble y nada seguro podría ser considerado en la contabilización, pero Ocampo dijo que contribuía a que el informe fuera mejor y más preciso.

Ocampo señaló que las modificaciones en ninguna manera tienen como propósito implicar una mejora en las tasas de pobreza. Pero señaló que sí hubo un problema de comunicación porque otras agencias y organizaciones ciudadanas no fueron informadas plenamente de los cambios.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario