Mundo 05 agosto 2016

México: gobernadores cruzan denuncias por corrupción

CIUDAD DE MEXICO (AP) — El gobernador del estado oriental de Veracruz, Javier Duarte, que está a punto de concluir su mandato, y Miguel Angel Yunes, que le reemplazará a partir del 1 de diciembre, cruzaron duras denuncias por casos de corrupción y lavado de dinero en una de las regiones con mayores niveles de violencia de todo el país.

Duarte acudió el viernes a la capital a presentar una denuncia contra Yunes por "enriquecimiento ilícito y lavado de dinero" ya que, según dijo, cuenta con una "fortuna desproporcionada" para un servidor público con 26 propiedades a su nombre y de su familia directa valoradas en 400 millones de pesos.

Previamente, Yunes anunció a medios locales que pidió a la fiscalía mexicana que investigara a Duarte y también al que fuera su secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez, a quien acusó de ser un testaferro del actual gobernador con empresas susceptibles de haber lavado dinero del crimen organizado.

Después de estas acusaciones Bermúdez renunció a su cargo.

El todavía mandatario, que negó actuar por venganza, es miembro del Partido Revolucionario Institucional -el PRI, del presidente Enrique Peña Nieto- y es uno de los gobernadores de esta agrupación con peor fama tanto por temas de corrupción como por el elevado nivel de violencia vivido en Veracruz durante su mandato.

Por ello, el PRI se distanció de Duarte en las últimas elecciones y, además, el gobierno federal impugnó ante la Corte Suprema una ley que vio la luz después de las votaciones y que los analistas consideran se aprobó para protegerlo ante futuras eventuales investigaciones.

"Mi relación con el PRI es muy buena, soy militante (.), respeto lo comentado y soy el principal interesado en que se investigue cualquier acto de corrupción y que se llegue a sus últimas consecuencias, incluyéndome. Y como no debo nada no temo nada", dijo a la prensa.

Yunes, del Partido de Acción Nacional y futuro gobernador de un estado ubicado de forma estratégica en gran parte de la costa del golfo de México, se ha comprometido a hacer justicia en todos los casos de corrupción y llegó a decir de Duarte debería estar en la cárcel, algo a lo que el todavía mandatario contestó el viernes equiparando a Yunes con Joaquín "El Chapo" Guzmán, líder del cártel de Sinaloa.

A preguntas de la prensa sobre el repetido asesinato de periodistas en su estado o el alto índice de desapariciones y ejecuciones, Duarte eludió todo vínculo con esos temas, dijo estar tranquilo e indicó que serán las instituciones las encargadas de determinar si hubo algún tipo de responsabilidad por parte de cualquier funcionario público.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario