Mundo 12 julio 2016

México: Allegado a presidente, nuevo líder del PRI

CIUDAD DE MEXICO (AP) — Enrique Ochoa, exresponsable del organismo eléctrico de México y allegado del presidente Enrique Peña Nieto, asumió el martes como nuevo líder del partido oficialista, el Partido Revolucionario Institucional.

El partido, conocido por sus siglas PRI, informó en un comunicado que Ochoa fue el único aspirante que cumplió los requisitos para ser presidente del grupo político y horas después rindió protesta como el nuevo dirigente de un grupo político que recientemente ha sufrido varios reveses electorales.

Ochoa renunció hace unos días a la dirección de la Comisión Federal de Electricidad para dirigir el PRI en sustitución de Manlio Fabio Beltrones, quien renunció tras el mal desempeño del partido en las pasadas elecciones estatales de junio.

Beltrones había prometido ganar la mayoría de las 12 gubernaturas que se eligieron, pero apenas ganó en cinco, en lo que varios consideraron un castigo de los electores a escándalos de corrupción de políticos de ese partido y al entorno de violencia que afecta varios de los estados.

El PRI gobernó el país de manera continua por más de siete décadas hasta el 2000, cuando por primera vez perdió. Doce años después volvió al poder de la mano de Peña Nieto, quien en los últimos meses ha enfrentado los niveles de popularidad más bajos para un mandatario en las últimas dos décadas, en medio de críticas al manejo que su gobierno ha dado a temas como la corrupción y la inseguridad.

Ochoa es un abogado y economista, con un doctorado en ciencias políticas por la Universidad de Columbia, y como líder del PRI podría convertirse en un contendiente para ser aspirante presidencial para los comicios del 2018.

Antes de la Comisión Federal de Electricidad, se desempeñó como subsecretario de Hidrocarburos, un puesto considerado clave para que avanzara una histórica reforma de Peña Nieto en materia energética, a través de la cual se eliminó el monopolio estatal que tuvo el país por más de 75 años y se abrió el sector a la iniciativa privada.

Analistas consideran que Ochoa fue escogido por el propio presidente Peña Nieto para dirigir al partido, en una aplicación de viejas prácticas en las que el mandatario en turno tenía gran influencia sobre lo que ocurría al interior del PRI.

"Es un 'dedazo', es un movimiento que hace el presidente Enrique Peña Nieto, que necesita mover sus fichas en el tablero para preparar todo para la elección del 2018", dijo a The Associated Press Ivonne Acuña, experta en política y académica de la Universidad Iberoamericana.

El "dedazo" es una vieja práctica de ese partido en la que los presidentes en turno escogen a un candidato, y solía aplicarse sobre todo a quien sería su sucesor en la presidencia.

Ochoa deberá enfrentar hacia el interior del PRI voces críticas de algunos militantes, incluidos expresidentes del partido y exgobernadores, que se quejan de que no tiene experiencia partidista y que el proceso no se abrió a consulta de las bases del grupo político.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario