Deportes 08 agosto 2016

Mexicanos quintos en clavados de plataforma

RIO DE JANEIRO (AP) — La esperanza de la primera medalla para México en los Juegos Olímpicos de Río se ahogó en la fosa de clavados del complejo María Lenk.

Iván García y Germán Sánchez, dos de los favoritos de la delegación a un podio, terminaron en el quinto puesto en los sincronizados desde la plataforma de 10 metros.

La prueba fue ganada por los chinos Aisen Chen y Yue Lin con 496.98 puntos. La plata fue para los estadounidenses David Boudia y Steele Johnson con 4457.11 y el bronce correspondió a los británicos Thomas Daley y Daniel Goodfellow con 444.45.

García y Sánchez, medallistas de plata en Londres 2012 y subcampeones en el Mundial de Kazán en 2015, acumularon 423.30 puntos.

"Por ahora estoy tranquilo, muy poca gente me puede reclamar algo, yo voy a volver a casa y mi hija me dirá te quiero, eso es importante. A mí como persona no me hace una medalla", dijo Sánchez a The Associated Press. "Yo viví algo muy grande en Londres y ahora también será especial el recuerdo de Brasil y para el futuro quedan muchas cosas más".

En Río, Sánchez y García tienen por delante la plataforma individual.

La dupla de clavadistas acarició los metales hasta su cuarta ejecución, que terminó por marginarlos del podio.

"Estuvimos peleando, incluso en el último pensábamos que con ese podíamos sacar hasta 100 puntos, creo que no se perdió ni se ganó en un solo clavado, es una prueba compleja", señaló Sánchez. "Nosotros en la prueba no vamos viendo calificaciones, no podemos estar pensando en eso".

La delegación mexicana tiene basadas gran parte de sus aspiraciones en los clavados, el deporte que más medallas le ha dado al país en su historia en los Olímpicos.

El equipo que llegó a Río cuenta en sus filas con cuatro medallistas olímpicos, entre ellos García y Sánchez.

"No sé aun lo que pasó, estuve concentrado clavado a clavado sin pensar en nadie ni en nada", indicó García. "A los aficionados de este deporte quiero decirles que si esperaban más de nosotros, dimos lo mejor y al mismo tiempo quisiera pedirles perdón porque queríamos más".

Los clavadistas del estado occidental de Jalisco comenzaron su actuación con un salto 401 en posición B, que es hacia adentro y reviste un grado de dificultad de 2.0. Esa ejecución mereció 51.60 puntos y los colocó en el tercer puesto luego de la primera ronda, detrás de los estadounidenses y los rusos.

En su segundo clavado, un 301 también en posición B —en reversa y de un grado de dificultad de 2.0— los mexicanos recibieron un 49.20 para alcanzar 100.80 luego de dos.

Cayeron así al cuarto puesto.

Para el tercer salto, los mexicanos aumentaron la complejidad con un 5255 en posición B, que implica dos mortales y medio hacia atrás con dos y medio giros y una dificultad de 3.6.

Sin embargo, la ejecución no fue la mejor y sumaron 79.92 puntos para mantenerse arañando el podio a 26 centésimas de los británicos.

En el cuarto, un 109 en posición C, con un mortal hacia el frente de cuatro y medio giros que tiene un grado de 3.7, les fue mal en la ejecución con nota de seis para 82.14. Siguieron en el cuarto peldaño, pero ya alejados del tercer lugar.

Su quinta ejecución fue un 207 en posición C, con tres mortales y medio de espalda y 3.3 de grado de dificultad. Ello les redituó 77.22 y los mandó ya al quinto lugar.

La pareja mexicana cerró su participación con un salto 156 en posición B, con dos mortales y medio hacia el frente y tres giros. Con 3.8 de dificultad, fue el clavado más complejo en la piscina durante la tarde del lunes, pero les dejó una cosecha de 83.22 puntos.

La dupla china era la gran favorita luego de coronarse en los Mundiales de Kazán del año pasado. Cumplió con el pronóstico, y para México sólo hubo decepción.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario