Deportes 09 agosto 2016

Mexicano "Chino" Rodríguez avanza a cuartos en boxeo en Río

RIO DE JANEIRO (AP) — Misael Rodríguez tenía apenas seis años cuando murió su padre, Jesús, por lo que su madre Aurelia se encargó de su formación y respaldo en el boxeo.

Por ello, el mexicano recordó a su progenitor y no dudó en mencionar a su mamá el martes tras debutar con un reñido triunfo por decisión sobre el iraquí Abdulridha Karaawi y avanzar en la división de los medianos del boxeo olímpico en Río.

Rodríguez llega directo a los cuartos de final, una vez que se dio a conocer que quien sería su rival en octavos, Michael O'Reilly, quedó fuera de los Olímpicos al no prosperar una apelación a su veto provisional por dopaje.

El irlandés había dado positivo en un control antidopaje realizado en su país antes de viajar a Río, según confirmó el Comité Olímpico de Irlanda en un comunicado la noche del martes.

El documento señaló que O'Reilley, campeón europeo y bronce mundial, habría consumido un suplemento nutricional que pudo haber contenido una sustancia prohibida.

Rodríguez se las verá en los cuartos, a disputarse el 15 de agosto, contra el ganador de la pelea entre el camerunés Dieudonne Seyi y el egipcio Hussein Abdin. Un triunfo en esa ronda asegurará al mexicano al menos la medalla de bronce.

Rodríguez señaló que tras la victoria le llegó la imagen borrosa de su padre, fallecido en el 2000, y al mismo tiempo evocó a su madre y a sus tres hermanos.

"El haber llegado aquí con tan poco tiempo en la selección y dar estos combates, pienso que él me ha echado la mano desde allá, arriba", dijo el "Chino" Rodríguez, de Parral, Chihuahua, un estado del norte de México.

En cuanto a doña Aurelia, "a ella no le gusta mirar mis peleas, se pone muy nerviosa, pero sin ella no hubiera llegado hasta aquí", agregó a The Associated Press.

Rodríguez afirmó que él no nació en una familia de boxeo, aunque asegura que los suyos lo han respaldado desde chico.

"Eso ha sido muy importante para poder estar recorriendo este camino hacia un objetivo grande para mi país", consideró.

En un país donde algunos chicos "en vez del deporte, se van por otros caminos, el apoyo de la familia, y tenerla como inspiración, son clave", agregó.

En su estreno en Río y antes de recordar a su padre en fotos, según indicó Rodríguez, el mexicano no se encontró con un rival fácil.

Karaawi no llegó de Irak a regalar nada y le ganó el primer asalto a Rodríguez con buenos golpes. Después de escuchar a su esquina decirle "sales a ganar o quédate así*', el mexicano impuso el ritmo y no dejó de martillar al rival, conectando buenos golpes e impresionando a los jueces.

"Tratamos de hacer lo que les agrada a los jueces", dijo. "Tomar la iniciativa y golpear".

Para su técnico, Francisco Bonilla, "se ganó la pelea por el cierre del tercer round".

Rodríguez se llevó los dos últimos asaltos, y México sonrió luego de haber visto eliminado ya a dos de sus boxeadores, el ligero Lindolfo Delgado y el minimosca Joselito Velásquez.

México, que llegó con seis peleadores a Río, no gana una medalla en el boxeo olímpico desde el bronce logrado por el pluma Christian Bejarano en Sídney 2000.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario