Deportes 27 junio 2016

Messi suma crisis deportiva a la institucional en AFA

NUEVA YORK (AP) — Acéfala e intervenida por la FIFA, con su último presidente imputado por fraude y su selección derrotada en una tercera final consecutiva, a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) le llueve sobre mojado con el portazo de su jugador bandera Lionel Messi que suma una crisis futbolística a su desastrosa situación institucional.

La situación era crítica para la otrora poderosa e intocable AFA incluso antes del revés del domingo ante Chile en la final de la Copa América Centenario, un resultado que propició el anuncio de Messi de que no volverá a jugar con la Albiceleste. En pleno torneo, el presidente del organismo, Luis Segura, fue acusado la semana pasada de administración fraudulenta de los fondos públicos que recibía la institución a cambio de los derechos de transmisión de su liga, y poco después, la FIFA anunció la creación de un comité de regularización para administrar la institución y organizar unas elecciones que ya han sido pospuestas en dos ocasiones.

Messi criticó duramente a la federación cuando se atrasó el vuelo de la selección rumbo a Nueva Jersey para la final del domingo, al publicar una foto por Instagram en la que aparecía con Sergio Agüero, ambos con rostro de enfado, y el mensaje: "Que desastre son los de AFA por dios !!!!".

"Acá hay una cuestión política que tiene que ver con los que conducen los destinos del fútbol argentino en este momento, y con quienes aspiran a hacerlo", señaló el técnico de la selección, Gerardo Martino, después de caer ante Chile en una definición por penales por segundo año al hilo. "Cuando uno habla o hace análisis del momento de la AFA y analiza el comportamiento de la dirigencia, hay que hablar de los que están adentro y de los que están afuera, pero nada de esto a nosotros nos ha influido para ni siquiera ponerlo como excusa, porque llegamos muy bien hasta aquí".

"Los futbolistas han competido muy bien, han llegado otra vez a la final, debieron haber ganado la final, y nada de lo que se produce en el área política ha influenciado", afirmó.

Independientemente del efecto que haya tenido la situación institucional sobre el rendimiento de la Albiceleste, lo cierto es que la renuncia de Messi es una cachetada, tanto en lo deportivo como en lo económico, para una institución caída en desgracia desde la muerte en 2014 de su eterno y omnipotente presidente Julio Grondona. ¿Vale lo mismo un partido amistoso o la camiseta de Argentina sin Messi? Para tener la respuesta, era cuestión de dar un vistazo el domingo a las gradas repletas del estadio MetLife de Nueva Jersey donde se disputó la final contra Chile, dominadas por una abrumadora mayoría de colores albicelestes —o incluso el azulgrana del Barcelona— y el número 10 del mejor futbolista del planeta.

Además, la salida de Messi podría provocar un efecto dominó, como lo insinuaron el domingo otros pilares del grupo.

"Hay varios jugadores que evaluamos no seguir en la selección", soltó Agüero, amigo íntimo de Messi y cuarto máximo artillero en la historia de la Albiceleste. Messi, por supuesto, es el goleador histórico con 55 tantos, uno más que Gabriel Batistuta.

Hasta la final ante Chile, el desempeño de su selección parecía lo único rescatable de una AFA que está en ruinas. Varios de los principales clubes del país, entre ellos Boca Juniors y River Plate, encabezan una iniciativa para crear una Súper Liga paralela que les permita sanear sus finanzas al margen de la federación, mientras que el gobierno examina la administración del organismo.

Se trata de una situación que hubiese sido impensable bajo el reinado de Grondona, quien manejó la AFA con mano firme durante más de tres décadas en las que fue vinculado en varias ocasiones con actos de corrupción, aunque nunca le fueron probados. Su deceso tras la final del Mundial de 2014, que Argentina perdió 1-0 ante Alemania en el estadio Maracaná, dejó un vacío de poder que la institución no ha podido llenar.

Como para destacar el absurdo que vive, la AFA realizó elecciones en diciembre entre Segura y el popular presentador de televisión Marcelo Tinelli. El resultado fue un insólito empate 38-38, algo imposible tomando en cuenta que había 75 delegados. Segura después decidió no aspirar al cargo, y Tinelli se mantuvo como uno de los favoritos para sucederlo, junto con el líder sindical Hugo Moyano.

Una fecha de elecciones del 30 de junio quedó descartada cuando la AFA fue intervenida por el gobierno, y tras anunciar el comité de regularización, Segura para todos los efectos fue marginado del cargo. La FIFA dijo que las nuevas elecciones tienen que realizarse a más tardar el 30 de junio de 2017. Tinelli, dirigente del club San Lorenzo, retiró su candidatura y renunció a la vicepresidencia de la federación, lo mismo que hicieron otros dirigentes de alto rango.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario