Deportes 08 enero 2017

Messi rescata agónico empate para el Barcelona en Villarreal

BARCELONA (AP) — Lionel Messi sacó otro conejo de la chistera el domingo al marcar un golazo de tiro libre a un minuto del final y rescatar un empate de 1-1 por el Barcelona en cancha del Villarreal, resultado que pese a todo dejó a los azulgranas claramente insatisfechos y relegados al tercer lugar de una liga española comandada cada vez con mayor firmeza por el Real Madrid.

Los merengues, que el sábado golearon 5-0 al penúltimo posicionado Granada, siguen liderando la tabla con 40 puntos y un partido pendiente contra el Valencia, correspondiente a la 16ta fecha y aplazado en diciembre por la disputa del Mundial de Clubes.

Su inmediato perseguidor con 36 unidades es el Sevilla dirigido por el argentino Jorge Sampaoli, que también tumbó por la 17ma fecha a la Real Sociedad por 4-0 y adelantó definitivamente al Barsa, una vez que el equipo de Luis Enrique tropezó en Villarreal.

"No jugamos mal. Rescatamos un punto. Queda mucha liga, aunque no depende de nosotros", reconoció Luis Enrique.

Nicola Sansone adelantó a los 49 minutos al "Submarino Amarillo", que también cayó a quinto con 30 puntos por los 35 de los azulgranas, decepcionados por segunda vez en tres días después de perder el jueves 2-1 en cancha del Athletic de Bilbao por el cotejo de ida de los octavos de final de la Copa del Rey.

Pese a contar con los dos máximos goleadores del campeonato, Messi y el uruguayo Luis Suárez, el Barsa no logró perforar el arco del Villarreal hasta que el astro argentino ejecutó un magistral cobro de falta a los 90 minutos que le dejó con 13 dianas, una más que el charrúa.

"Fuimos superiores, tuvimos ocasiones claras, pero el partido se nos puso cuesta arriba, no concretamos hasta el gol de Leo y perdimos dos puntos. Ahora toca remontar en la copa", resumió Suárez.

Anteriormente en la jornada, Athletic y Alavés igualaron 0-0 en el clásico regional vasco, el Betis derrotó 2-0 al Leganés, y el Celta de Vigo se impuso por 3-1 al Málaga.

Con presión alta y descarada verticalidad, Villarreal y Barsa ofrecieron un espectáculo dinámico y sobrado de calidad desde el primer instante. El bando local lució solidez atrás, estirándose con criterio en ataque, donde la velocidad de Sansone y la pausa de Alexandre Pato conseguían a menudo desencajar la zaga azulgrana.

Messi era, de largo, el más entonado de los delanteros visitantes, y habilitó con un globo a Neymar para que el brasileño desaprovechara la primera gran ocasión del choque con un tibio remate al cuerpo de Sergio Asenjo.

La inminente respuesta del Villarreal fue doble y con la firma del mexicano Jonathan Dos Santos, quien pisó área, empalmó alto un excelente centro de Jaume Costa y luego vio cómo Lucas Digne rebanaba otro cruce raso de Pato.

Mientras los locales buscaban el desborde por las bandas, el Barsa masticaba más la pelota por vía de Sergio Busquets y Andrés Iniesta, aunque con escasa colaboración de André Gomes.

Se sucedieron dos acciones individuales por bando con un derechazo en carrera de Sansone a las manos de Marc-André ter Stegen, y una ajustada rosca de Neymar tras diabólico cambio de ritmo desde la frontal.

El Villarreal levantó el pie del acelerador al filo del descanso, y Suárez aprovechó para hacer acto de presencia con un pase al corazón del área que Neymar no atacó con suficientes ganas. Envió también un tiro centrado, sin problemas para Asenjo.

Entre ambos arribos, el arquero local se lució en un potente cabezazo de Messi tras tiro de esquina, y el Barsa alcanzó la pausa con mejoradas sensaciones.

Reiniciado el partido, el Villarreal volteó el estado de ánimo con un mazazo en forma de gol de Sansone, quien finalizó un excelente contragolpe en conducción y descarga de Pato con un remate por bajo, cruzado lo suficiente para evitar la estirada de Ter Stegen.

Volvió a aparecer Messi con un pícaro servicio de tiro libre hacia Neymar, quien nuevamente pecó de falta de contundencia en el tiro.

Lo que no pudo aportar el brasileño lo intentó de todas las maneras el argentino, frustrado primero por una mano de Bruno Soriano, luego por la parte interna del poste, que recibió el impacto de su asombroso zurdazo rodeado de rivales.

Sólo una genialidad de "La Pulga" pudo con el entramado defensivo del Villarreal, mermado por la expulsión de Costa pero empeñado en aguantar el abordaje final de un Barsa que no encontró el gol hasta que Messi forzó un tiro libre directo en la frontal del área y sorprendió a Asenjo con un exquisito golpeo al rincón más cercano.

La obra de arte, otra más para el rosarino, sirvió para arañar un punto, aunque no para revertir la dinámica negativa de los barcelonistas, que ven cada vez ve más lejana la posibilidad de defender su condición de vigentes campeones.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario