Deportes 27 junio 2016

Messi pierde su cuarta final y dice "no va más"

EAST RUTHERFORD, New Jersey, EE.UU. (AP) — Erró un penal. Perdió su cuarta final con la selección argentina y se dijo a sí mismo "esto no da para más".

Lionel Messi conmocionó al mundo del fútbol al renunciar el domingo a la selección tras la segunda derrota seguida ante Chile por penales en una final de Copa América. Si no vuelve a lucir la casaca albiceleste, el que para muchos es el mejor jugador de la historia se retirará sin haber ganado una Copa del Mundo ni una Copa América.

De hecho, ningún título con la selección mayor a la que le dedicó 11 años y con la que jugó 113 partidos. Se va como el máximo goleador en la historia del equipo nacional tras alcanzar las 55 dianas en esta Copa América, superando por una a Gabriel Batistuta.

"Ya está, se terminó para mí la selección", dijo Messi al canal argentino TyC Sports en la zona mixta del estadio MetLife, poco después de colgarse la medalla de subcampeón por cuarta ocasión en su carrera con la selección.

"Son cuatro finales. No es para mí", agregó resignado. "Lamentablemente lo busqué, era lo que más deseaba. No se me dio, pero creo que ya está".

La despedida no pudo ser más amarga. Si bien hizo un buen partido, Messi desperdició un penal en la definición desde los 12 pasos y despejó el camino para que Chile se impusiese 4-2 después de que los 90 minutos y un alargue concluyesen 0-0.

Enfrentó a Claudio Bravo, su compañero en el Barcelona, e intentó batirlo con un tiro alto, al centro. Pero el remate se le fue a las nubes.

Messi reaccionó desesperado, tomando su camiseta y gritando algo, mirando al suelo. Regresó al centro de la cancha y cuando Francisco Silva convirtió el gol que le daba la victoria a Chile, se marchó solo hacia un costado de la cancha y se sentó en el banco de suplentes, llorando.

"Encima me toca errar el penal a mí", dijo Messi. "Creo que por el bien de todos, primero por mí y después por todos. Creo que hay mucha gente que desea eso, que ya obviamente no se conforman y tampoco nosotros nos conformamos con llegar a la final y no ganarla".

"Ya está, ya lo intenté mucho. Me duele más que a ninguno no ser campeón con Argentina, pero es así. No se dio y lamentablemente me voy sin poder conseguirlo".

Sergio Romero le atajó a Arturo Vidal el primer penal, lo que daba ventaja a Argentina. Pero las cosas se igualaron nuevamente cuando Messi tiró el suyo a las nubes. Posteriormente Claudio Bravo contuvo el remate de Lucas Biglia.

"Ellos habían errado el primero y era importantísimo hacerlo para agarrar diferencia", indicó.

Messi, que acaba de cumplir 29 años, fue campeón mundial Sub20 y se colgó la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de 2008 con Argentina. A nivel de clubes, lo ganó todo con el Barcelona: ocho ligas y cuatro Copas del Rey en España y cuatro Ligas de Campeones y tres mundiales de clubes. Tiene además cinco Balones de Oro y todo tipo de récords.

Pero en la selección nunca encontró el apoyo que tiene en el Barsa y no logró emular el mundial que ganó Diego Maradona en 1986. Muchos no le perdonan eso en Argentina y Messi tal vez esté cansado de los cuestionamientos en su propia patria.

El técnico de Chile Juan Antonio Pizzi dijo ser un confeso admirador de Maradona y no quiso compararlo con Messi. Pero agregó: "Me parece que el mejor jugador de la historia hoy jugó aquí en Estados Unidos. Sus números son irrefutables".

Como le ha sucedido casi siempre en la selección, Messi no tuvo con quién jugar. Gonzalo Higuaín vivió una noche nefasta y desaprovechó una ocasión dorada en el primer tiempo, y Angel Di María y Ever Banega parecían no estar del todo repuestos de sus molestias físicas y aportaron poco y nada en el ataque. Cuando Di María fue finalmente reemplazado, el técnico Gerardo Martino mandó a la cancha a un volante de marca, Matías Kranevitter, dejando más solo todavía a Messi.

"El peso de los partidos decisivos se ha ido acumulando en estos dos últimos años", comentó Martino sobre las tres finales perdidas por Messi desde 2014. "Estaba como tenía que estar cualquier futbolista que está en una final y la pierde", agregó, todavía sino conocer la decisión de su estrella.

El partido terminó 0-0 luego de 120 minutos de juego y en los penales volvió a ganar Chile, como en la final de la Copa América del año pasado.

También perdió la final de la Copa América de 2007 (ante Brasil) y la de la Copa Mundial de 2014 (ante Alemania). En ninguna de ellas anotó un gol. Durante la Copa América Centenario jugada en Estados Unidos, Messi marcó cinco tantos y pasó a Batistuta en la tabla histórica de Argentina.

Eso difícilmente sea un consuelo. Más de una vez Messi ha dicho que cambiaría todos sus honores individuales por un título con Argentina, lo que parece que no logrará.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario