Associated Press 23 junio 2016

Merman incendios en California, crecen en el oeste del país

LOS ANGELES (AP) — Grandes incendios en el sur de California se mantuvieron bajo control gracias, en parte, al clima más húmedo y fresco, mientras que otros siniestros en el oeste del país crecieron enormemente y cobraron un potencial peligroso.

Bomberos pudieron contener un poco dos incendios en las montañas de San Gabriel, en el noreste de Los Angeles, gracias a un clima más fresco que llegó luego de una ola de calor severo.

Helicópteros, avionetas con cisternas y otros recursos, se unieron a la lucha contra los incendios, que suman 3 hectáreas cuadradas (7,5 acres cuadrados)

Pese a que se teme que vientos fuertes podrían atizar los incendios y dificultar el trabajo en el terreno, el esfuerzo para contener el siniestro se expandió de 10% a 15% para el miércoles por la noche.

No se habían incendiado casas, aunque las llamas a veces estuvieron cerca. Esta semana se ordenó el desalojo de más de 850 casas y se dio luz verde para que dueños de 534 casas en Duarte regresaran a sus viviendas el miércoles.

Cerca de la frontera con México, dos viviendas y 11 construcciones anexas se quemaron en un incendio situado a unos 64 kilómetros (40 millas) al sureste de San Diego. Cerca de 200 instalaciones estaban amenazadas por el siniestro, que se expandió a 16 kilómetros cuadrados (10 millas cuadradas) y estaba contenido en un 20%.

En otra parte del oeste, un incendio forestal cerca de la frontera de Colorado-Wyoming creció considerablemente y obligó a campistas a abandonar el lugar.

El miércoles por la noche, un cambio de dirección de viento convirtió a un incendio, que avanzaba lento en una zona arbolada pero sin habitantes, en una amenaza de ágil movimiento, al extenderse de 1,5 kilómetros cuadrados (1 milla cuadrada) a unos 18 kilómetros cuadrados (11 millas cuadradas). Árboles muertos por una infestación de escarabajos estaban atizando las llamas situadas a 225 kilómetros (140 millas) al norte de Denver y 3 kilómetros (2 millas) de Wyoming.

Se esperaba que llegaran más bomberos, pero conseguir más ayuda era difícil debido a los otros incendios en el oeste.

"Es difícil obtener recursos ahora", dijo Aaron Voos, portavoz del Bosque Nacional Routt.

Más de 120 personas combaten el siniestro con helicópteros y avionetas.

En el sureste de Utah, un incendio causó el desalojo de al menos 185 casas en el pueblo de Pine Valley. El Servicio de Guardabosques dijo que el siniestro ha quemado más de 1,5 kilómetros cuadrados (1 milla cuadrada) y se prevén más evacuaciones.

En el oriente de Arizona, bomberos esperaban mantener a raya un incendio que se había extendido a 108 kilómetros cuadrados (67 millas cuadradas) y amenazaba un pueblo. Más de 15.000 residentes de comunidades aledañas han sido advertidas de una posible evacuación.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario