Deportes 19 septiembre 2016

Menos de 3% de atletas de EEUU en Río tenían exención médica

Quince de los 558 deportistas que conformaron la delegación estadounidense en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro —menos del 3%— contaban con exenciones para utilizar ciertas drogas con fines terapéuticos.

Las exenciones se volvieron un tema de debate la semana pasada, después de que un grupo de ciberpiratas rusos irrumpió en la base de datos de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y publicó en internet información médica confidencial de algunos deportistas.

Por medio de las exenciones, los atletas pueden consumir sustancias que de otra forma estarían prohibidas, a fin de tratar problemas médicos preexistentes, como el trastorno de déficit de atención por hiperactividad o el asma.

Los defensores de las exenciones afirman que éstas simplemente vuelven más justa la competencia. Sus detractores afirman que pueden dar a ciertos deportistas una ventaja indebida.

El grupo de "hackers" apuntó principalmente contra mujeres estadounidenses que compitieron en los Juegos Olímpicos, incluidas las tenistas Venus y Serena Williams, así como la gimnasta Simone Biles. Las tres, así como prominentes deportistas cuyos expedientes médicos fueron divulgados, dijeron que los datos respaldan que han empleado ciertos medicamentos gracias a una exención.

"Soy una de las defensoras más firmes de la necesidad de mantener el más alto nivel de integridad en el deporte competitivo, y he sido sumamente disciplinada a la hora de seguir los parámetros", aseveró Venus Williams en un comunicado.

Es difícil comparar las cifras de deportistas estadounidenses con las de otras delegaciones olímpicas o con el número de exenciones que otorgan ligas importantes como la NFL, NBA, NHL o MLB, debido a estándares discrepantes y prácticas distintas para revelar la información.

Los deportistas olímpicos pueden solicitar y recibir una exención de cualquiera de sus federaciones internacionales o de una agencia nacional antidopaje. Todas las exenciones se envían a la AMA, que no las otorga pero sí puede impugnarlas. Se entrega la información al Comité Olímpico Internacional antes de los Juegos.

Tanto la AMA como el COI rechazaron varias peticiones de The Associated Press para divulgar cifras, antes, durante y después de los Juegos en Río de Janeiro.

El total de la delegación estadounidense fue proporcionado por la Agencia Antidopaje de ese país (USADA). De acuerdo con el informe anual 2015 de la agencia, 136 de los aproximadamente 2.500 deportistas en sus programas olímpicos de elite (5% ) recibieron exenciones en 2015.

Travis Tygart, director general de la USADA, sostiene que hay poco abuso de las exenciones en deportes que se basan en protocolos acreditados por la AMA. Explicó que, además de la documentación requerida, los médicos y científicos que revisan las peticiones pueden distinguir entre necesidades médicas legítimas para tratar padecimientos crónicos (por ejemplo corticoesteroides como prednisona para el asma), respecto del consumo de drogas para mejorar el desempeño deportivo (como con los esteroides anabólicos y androgénicos).

"La verdad es que sería tonto intentar un engaño de esta forma. Si vas a engañar, la idea de que tú mismo reveles lo que estás usando o quieres usar y que es ilegal no resulta muy brillante", dijo Tybart. "La mayoría de los actos de engaño se enfoca ahora en sustancias que no hemos encontrado todavía o que no hemos prohibido, como la situación con el meldonio".

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario