Associated Press 26 febrero 2016

Menores inmigrantes se marchan de base aérea en New Mexico

ALAMOGORDO, New Mexico, EE.UU. (AP) — Una base de la Fuerza Aérea en New Mexico dejará de funcionar como albergue temporal para menores inmigrantes que llegaron solos a Estados Unidos, una vez que se vaya el último niño el viernes, dijeron autoridades.

La Base Holloman de la Fuerza Aérea figura entre el reducido número de sitios federales utilizados como albergues en fecha reciente debido a la oleada de chicos inmigrantes que cruzan la frontera y vienen desde Centroamérica.

La llegada de menores comenzó a disminuir, según las autoridades.

Un total de 129 menores estuvieron alojados en la base en las últimas cuatro semanas y las autoridades dijeron que los restantes podrían reunirse el viernes con sus padres o familiares. Este albergue temporal tenía 250 camas y espacio para aumentarlas a 700.

El albergue en Holloman pasó a "estatus de reserva" debido a la disminución en el número de menores inmigrantes que llegaron solos, aunque podría recibir a otros más adelante, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

"Sin embargo, el número de instalaciones que utilizamos depende del número de chicos que remita al HHS el Departamento de Seguridad Nacional", dijo Christian Patterson, portavoz de la agencia de salud.

"Si hay cupo en otros lugares, Holloman será la última opción", agregó.

En enero, el secretario de Defensa, Ashton Carter, ordenó a la base convertirse en el primero de tres albergues temporales que abrirían en New Mexico, Colorado y Florida.

Una evaluación mostró después que eran incompatibles el costo y la fecha para tener un albergue listo en Colorado.

Ahora, funcionarios del HHS trabajan con el Departamento Laboral federal para utilizar como albergue una instalación vacía de Job Corps en Homestead, Florida, según las necesidades.

La mayoría de los menores enviados a Holloman tenían entre 14 y 17 años en tanto que procedían de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Los chicos permanecían en promedio un mes en la base. Los menores recibían clases y atención médica hasta que podía acomodárseles con algún tutor mientras aguardaban aviso de si se les deportaría o permitiría permanecer en Estados Unidos.

La base Holloman no registró incidentes mayores durante la permanencia de los menores inmigrantes en tanto que las autoridades agradecieron el apoyo de la comunidad, señaló Patterson.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario