Associated Press 03 noviembre 2016

Melania Trump promete luchar contra acoso como primera dama

BERWYN, Pennsylvania, EE.UU. (AP) — En una inusual participación en la campaña de su esposo, Melania Trump prometió el jueves enfocarse en luchar contra el acoso en internet y trabajar como intercesora de las mujeres y los niños si Donald Trump es elegido presidente.

Su descripción de los peligros en las redes sociales parece contraponerse a la retórica divisiva y prepotente que su marido ha mostrado durante toda la campaña.

"Nuestra cultura se ha tornado muy cruel y muy dura, especialmente para los niños y adolescentes", dijo Melania Trump, quien también instó a la gente a salir a votar.

"Nunca está bien que se burlen de una niña o niño de 12 años, o que lo acosen o ataquen" en el patio escolar, dijo. Pero es "totalmente inaceptable cuando lo hace alguien sin nombre que se esconde en internet".

"Tenemos que hallar una mejor manera de hablarnos los unos a los otros, de estar en desacuerdo, de respetarnos el uno al otro", agregó durante un mitin en los suburbios de Filadelfia a solo unos días del 8 de noviembre, cuando se realizarán las elecciones.

El discurso altamente personal, en el que también destacó conversaciones con su pequeño hijo, su matrimonio y su experiencia como inmigrante, pareció dirigido a humanizar la imagen de su esposo frente a una audiencia de mujeres residentes de suburbios que son vitales para que su marido gane en Pennsylvania y otros estados clave.

Durante años, Trump ha usado su cuenta de Twitter para insultar y recriminar a sus rivales, así como a reporteros, analistas y otras personas que él cree que lo han insultado. Algunos educadores incluso han descrito un incremento en el acoso, llamado "efecto Trump", presuntamente por inspiración en la retórica del multimillonario.

Sin embargo, la señora Trump dijo a la audiencia: "Necesitamos enseñar a nuestros jóvenes los valores estadounidenses: amabilidad, honestidad, respeto, compasión, caridad, comprensión, cooperación".

La presencia de Melania se da en un momento en el que la rival de Trump, Hillary Clinton, y sus aliados intentan proyectar al candidato republicano como una persona misógina, una estrategia que los demócratas ven como su mejor oportunidad para atacarlo y ahuyentar a sus posibles votantes femeninas.

El discurso de la señora Trump el jueves en el Main Line Sports Center fue el primero desde que habló frente a la Convención Nacional Republicana en julio pasado. Dicha presentación fue bien recibida inicialmente, pero rápidamente quedó ensombrecida ante el descubrimiento de que partes de su discurso habían sido plagiadas del que Michelle Obama pronunció en 2008 ante la Convención Nacional Demócrata.

Aunque la señora Trump ha dado varias entrevistas por televisión y ha estado al lado de su esposo en diversos eventos, la ex modelo es a menudo más observada que escuchada. Explica que su frecuente ausencia de la gira de campaña se debe a que su prioridad es criar al hijo de la pareja, Barron, de 10 años.

En sus declaraciones, Melania Trump describió a su esposo como un "luchador", que no le debe nada a nadie y "que nunca se dará por vencido".

"Sin duda sabe cómo darle un cambio a la situación, ¿no es así?", bromeó.

Pasó tiempo también describiendo la forma en la que, mientras crecía en su natal Eslovenia, "Estados Unidos era la palabra para libertad y oportunidad. Estados Unidos significaba: si podías soñarlo, podías convertirte en ello".

Al recibir la ciudadanía estadounidense luego de un proceso de 10 años, dijo que fue "el mayor privilegio del mundo".

Había muchos letreros de "Mujeres a favor de Trump" entre la multitud de varios centenares, que con frecuencia interrumpieron el discurso de 10 minutos de la esposa del magnate con vítores y aplausos. En toda la audiencia se encontraban mujeres suburbanas cuyos votos Trump espera lo conduzcan a la victoria.

Kris Goodman, de 65 años, de Berwyn, dijo creer que la señora Trump sería una "gran primera dama" y un activo para su esposo en la Casa Blanca. Goodman, que ya votó en ausencia por el nominado republicano, dijo que quedó impresionada por la esposa de Trump en la convención a mediados de año.

"Creo que tanto ella e Ivanka (la hija de Trump) son grandes ejemplos de mujeres de este siglo", afirmó Goodman. "Lo que se ve en los medios de comunicación no creo que muestre sus antecedentes y cómo trata a las mujeres".

Además de su esposa, los cuatro hijos mayores de Trump han realizado actos de campaña en nombre suyo en todo el país, así como seguidores suyos como el ex presidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, y el ex alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani.

En tanto, la campaña de Clinton ha desplegado a su esposo, el ex presidente Bill Clinton, así como al actual mandatario Barack Obama, a la primera dama Michelle Obama y a una larga lista de celebridades para que le ayuden a conseguir votos.

__

Colvin reportó desde Jersey City, New Jersey.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario