Associated Press 02 junio 2016

Massachusetts revierte política sobre detención de migrantes

BOSTON (AP) — La policía estatal en Massachusetts podrá detener temporalmente a algunas personas buscadas por las autoridades federales de inmigración, de acuerdo con nuevas normas emitidas por la administración del gobernador republicano Charlie Baker.

Las nuevas directrices, que entrarán en vigor de inmediato, revierten políticas estatales previas puestas en marcha durante el gobierno del demócrata Deval Patrick.

Las normas están en línea con el Programa de Cumplimiento de Prioridad (PEP, por sus siglas en inglés), informó la policía. El programa para compartir huellas dactilares de personas violentas y criminales fue implementado por el gobierno del presidente Barack Obama después de que el plan anterior, Comunidades Seguras, fue criticado por grupos defensores porque perjudicaba a inmigrantes cumplidos con la ley y cultivaba una atmósfera de desconfianza entre comunidades migrantes y las fuerzas del orden.

Con Patrick, Massachusetts se negó a participar en Comunidades Seguras y los policías estatales tenían prohibido contactar al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) sin la aprobación de un supervisor.

La nueva directiva permite a los policías estatales detener hasta 48 horas a personas que están sin permiso legal en el país y que entren en alguna de varias categorías de seguridad prioritaria, entre ellas que representen una amenaza a la seguridad nacional.

Otras categorías incluyen a personas sentenciadas por delitos mayores o acusadas de formar parte de pandillas.

Las autoridades estatales destacaron que bajo las normas, los policías estatales no podrán detener a nadie basado solo en su estatus migratorio.

"Esta revisión a la política da a los profesionales de nuestra agencia policial estatal las herramientas necesarias para detener a criminales, pandilleros o presuntos terroristas buscados por las autoridades federales", dijo Baker en un comunicado para anunciar el cambio de política.

"Al igual que antes, la policía estatal no aplicará leyes federales migratorias ni preguntarán el estatus migratorio; no podrán participar en detenciones para nuestros colegas federales de individuos que representen una amenaza importante a la seguridad pública o nacional".

El personal de la policía estatal tendrá permitido contactar al ICE directamente sin la aprobación de un superior, agregaron funcionarios.

Eva Millona, directora general de la Coalición Defensora de Inmigrantes y Refugiados de Massachusetts, dijo que su grupo no cuestiona el deseo de Baker de mejorar la seguridad pública, pero señaló que hay dudas de que la nueva política estatal sea necesaria.

Las peticiones para retener a inmigrantes no son órdenes judiciales de arresto y no necesitan mostrar una causa probable, dijo Millona, quien agregó que algunas cortes han ratificado que esto representa un segundo arresto inconstitucional.

"Es posible que esta política inintencionadamente dé pie a demandas y vuelva al estado responsable de arrestos inconstitucionales", señaló.

Las normas aplican sólo a la policía estatal y no a los departamentos locales de la policía, varios de los cuales se han negado a cumplir en su totalidad con el programa federal.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario