Associated Press 01 abril 2016

Más policías de San Francisco acusados de mensajes racistas

SAN FRANCISCO (AP) — Más policías de San Francisco fueron acusados de intercambiar mensajes de texto racistas y homofóbicos, luego de un escándalo que implicó a 14 agentes del departamento, ahora bajo revisión federal.

Las nuevas acusaciones en esta ciudad liberal y diversa se producen en medio de un debate nacional sobre las relaciones de la policía con las minorías. El jefe de policía, el alcalde y otros pidieron al Departamento de Justicia revisar el uso de fuerza por el departamento y las disparidades étnicas en los arrestos, en medio de tensiones raciales.

Cuatro policías intercambiaron mensajes que incluían comentarios racistas y pronunciamientos derogatorios hacia la comunidad gay, dijo el comisionado policial Greg Suhr el jueves. Dijo que los agentes enfrentan expulsión o ya dejaron la agencia.

Los policías enviaron los mensajes con sus celulares personales entre el 2014 y finales del 2015, dijo el fiscal del distrito George Gascon. No estaba claro si estaban trabajando cuando enviaron los mensajes.

Las acusaciones emergieron durante una reciente investigación de agresión sexual contra un agente. Investigadores examinaron los registros de los celulares de los policías, que habían enviado mensajes conteniendo "comentarios racistas y homofóbicos reprensibles", dijo el Departamento de Policía en una declaración.

La investigación reveló además que otros tres policías habían recibido un mensaje cuestionable del policía acusado de agresión sexual, pero no respondieron. No hubo suficiente evidencia para presentar cargos contra esos tres agentes, concluyeron los investigadores.

El agente en el centro de la pesquisa ha sido acusado de seis cargos de uso inapropiado de bases de datos policiales y Suhr dijo que va a iniciar el proceso de despido una vez concluya la causa penal.

El jefe de policía dijo que cualquiera que intercambie mensajes racistas u homofóbicos "claramente está por debajo de los estándares mínimos para ser un policía de San Francisco".

Los 14 agentes que intercambiaron mensajes derogatorios en el 2012 pudieron mantener sus puestos y evitarse sanciones porque Suhr esperó demasiado para lidiar con las acusaciones, falló un juez el año pasado.

Suhr apeló el fallo, que le prohíbe despedir a ocho policías, dos de los cuales se retiraron ya, y penalizar a los otros seis.

Dijo que demoró la imposición de sanciones porque no quería interferir con la pesquisa federal de corrupción de varios agentes. El alcalde ha respaldado al jefe policial, quien dice que no planea renunciar.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario