Deportes 20 agosto 2016

Más allá de Bolt, repitió Farah y emergió Miller

RIO DE JANEIRO (AP) — Usain Bolt dominó de nuevo el escenario central del atletismo en los Juegos Olímpicos con su tercer triplete seguido en las carreras de los 100, 200 y relevos de 4x100 metros, pero Río gozó de otras actuaciones para el recuerdo a lo largo de nueve vibrantes jornadas, a falta del cierre del programa el domingo con el maratón.

Se echaron de menos en más de una ocasión bastantes espectadores, con notables vacíos registrados en el graderío. Y en todas ellas faltaron también los atletas rusos, vetados por la IAAF y el COI tras destaparse el caso de dopaje institucionalizado en su país.

Y sin embargo, la simple pureza de tan singular espectáculo deportivo volvió a prevalecer momentáneamente sobre posibles análisis positivos que puedan surgir en el futuro. Con Bolt como gancho, quizás por última vez, los protagonistas en el Estadio Olímpico se empeñaron en dar un paso al frente y reclamar su cuota de foco.

A continuación, los más destacados:

MAS ES MO'

Como Bolt, Mo' Farah logró su objetivo de repetir victorias, aunque en distancias del mediofondo. El atleta británico no parece haber bajado el pistón desde que irrumpiera en escena en Londres 2012 y volvió a imponerse en las exigentes carreras de 10.000 y 5.000 metros. A la primera le añadió suspenso con un inoportuno tropiezo que hizo temer por su victoria. En la segunda, progresó como siempre partiendo desde atrás y aguantó la presión en la última recta para convertirse en el primer atleta en ganar ambas pruebas consecutivamente desde que lo consiguiera el finlandés Lasse Virenen los Juegos de Munich 1972 y Montreal 1976.

REINA THOMPSON

Siguiendo la estela de "El Rayo", Elaine Thompson dio el do de pecho y ganó sus dos carreras individuales de 100 y 200, coronándose reina de la velocidad para darle a Jamaica cinco oros de los seis posibles entre hombres y mujeres, contando la prueba de relevos 4x100. Curiosamente, esta fue la única en que el país caribeño debió conformarse con la plata por detrás de Estados Unidos en mujeres.

ÉPICO CLAVADO DE MILLER

Si Bolt fue una vez más la sonrisa del evento, Shaunae Miller puso la épica para Bahamas con su agónico triunfo en la final de los 400 metros, en que recurrió a un improvisado clavado para batir por apenas 7 centésimas de segundo a la estadounidense Allyson Felix, quien llegaba con todo la meta.

La imagen de ambas tendidas y exhaustas sobre el tartán azul ocupa ya un lugar preferente en el álbum de Rio. Felix, la favorita, se quedó a las puertas de su quinto oro en atletismo -que finalmente ganaría en los relevos, siendo la única mujer en lograrlo-, mientras que Miller confirmó su progresión sobre el mayor escenario y de la forma más grandilocuente. La estadounidense sumó el sábado un sexto oro con el relevo 4x400.

DUELO CARIBEÑO VA PARA LARGO

A sus 32 años, Caterine Ibargüen finalmente celebró una victoria olímpica, - y cómoda-, en el triple salto tras imponerse también en el pasado Mundial de Beijing. Pero la colombiana igualmente constató la progresión de su nueva y principal amenaza, la venezolana Yulimar Rojas, quien se llevó la plata con solo 20 años. El duelo regional y generacional está servido de cara al mundial de Londres en 2017.

NO DIGA DECATLON, DIGA ASHTON

Ofuscado como todos por Bolt, el estadounidense Ashton Eaton no perdió la ocasión de proclamarse el atleta más completo del planeta por cuarta vez consecutiva entre Juegos y mundiales y, de paso, igualar un récord olímpico en el decatlón con 8.893 puntos, los mismos que consiguió el checo Roman Sebrle en 2004.

LA NUEVA AMENAZA VIENE DEL SUR

El surafricano Wayde van Niekerk hizo saltar el crono y también todas las alarmas con su nuevo récord del mundo en los 400 metros. Su marca de 43:03 hizo pedazos la que conservaba desde hacía 17 años el estadounidense Michael Johnson, y le dejó en primera línea como candidato a nuevo abanderado del atletismo.

LA POLÉMICA DE SEMENYA

Caster Semenya ganó con facilidad el oro en los 800 metros, y avivó la polémica sobre hiperandrogenismo. Algunas competidoras se han quejado de que la sudafricana tiene una ventaja por sus elevados niveles de testosterona.

Ventaja bioquímica o no, fue evidente su superioridad al imponerse con tiempo de 1 minuto, 55.28 segundos y sumar su primer oro olímpico.

"Fue una carrera fantástica", afirmó.

MEDIO SIGLO SIN REPETIR

El keniano David Rushida conservó su corona en los 800 y se convirtió en el primer mediofondista en repetir oro en la distancia desde que lo consiguiera el neozelandés Richard Snell en 1964.

RÉCORD, ABUCHEOS Y LAGRIMAS

El brasileño Thiago da Silva y el francés Renaud Lavillenie vivieron la cara y la cruz en el salto con pértiga. El local se llevó los vítores del público local con un vuelo de récord olímpico que superó la barrera de los 6,03 metros, mientras que el medallista de plata no pudo reprimir las lágrimas en el podio al ser abucheado por sus anteriores críticas a la pasional "torcida" del Olímpico.

OTROS NOTABLES

Los récords en lanzamiento de martillo de la polaca Anita Wlodarczy, de la etíope Almaz Ayana en los 10.000 metros obstáculos, y el casi récord de Ruth Jebet, de Bahrein, en los 3.000 obstáculos. Las victorias del estadounidense Christian Taylor en triple salto y del jamaiquino Omar McLeod en 110 vallas.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario