Marco Rubio 22 junio 2016

Marco Rubio confirma que buscará reelección al Senado

El anuncio de Rubio podría sacudir la primaria republicana para reemplazarlo: se espera que dos de sus posibles rivales, el vicegobernador Carlos López-Cantera y el representante Ron DeSantis, abandonen la contienda. De hecho, DeSantis podría buscar la reelección a la Cámara de Representantes. Sus otros dos competidores, el empresario cubanoamericano de Sarasota, Carlos Beruff, y el contratista Todd Wilcox, de Orlando, siguen en carrera aunque Rubio claramente les saca ventaja.

Embed

Con Rubio en la contienda, la situación se complica para los principales precandidatos demócratas, los representantes Patrick Murphy y Alan Grayson, que hasta ahora se habían beneficiado ante la ausencia de un líder republicano.

La decisión de Rubio acarrea un riesgo político sustancial. Sólo tiene un par de meses para presentarse de nuevo ante los votantes, algunos de los cuales comenzarán a emitir en julio sus votos para la primaria del 30 de agosto. Si tiene éxito y gana la reelección, podría mejorar significativamente sus posibilidades de ser un candidato a la presidencia en el futuro. Si pierde, su carrera política se verá marcada por dos grandes derrotas en un año, lo que quizá lo obligaría a abandonar sus ambiciones de llegar a la Casa Blanca.

Rubio había sido enfático, después de que su campaña por la presidencia fracasó, de que no volvería a Washington, tras calificar al estamento político en la capital como disfuncional e inefectivo. Pero volvió al Capitolio tras su aplastante derrota en la primaria del 15 de marzo en Florida con un interés renovado en su trabajo, centrándose en asuntos de interés para el estado como la restauración de los Everglades y la prevención del virus del zika (en el sitio en internet de su oficina cambió la letra “o” de Marco por una naranja típica de Florida).

Los republicanos que deseaban que siguiera en Washington vieron eso como una señal de que Rubio estaba abierto a sus argumentos de que buscara la reelección.

Aún así, el senador insistió en que sólo pretendía terminar su mandato de seis años de manera fuerte. Contrató a Robert Barnett, un conocido abogado de Washington, para que analizara posibles ofertas de trabajo y sostuvo que volvería a ser un “ciudadano privado” a partir de noviembre. Ayudó a recaudar fondos para su viejo amigo López-Cantera en Washington y planeaba participar en otro evento para él el viernes en el Hotel Biltmore en Coral Gables.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article85235697.html#storylink=cpy

Fuente: elnuevoherald.com

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario