Associated Press 11 noviembre 2016

Manifestantes contra Trump son inmigrantes y estudiantes

PORTLAND, Oregon, EE.UU. (AP) — Donald Trump dice que los miles de hombres y mujeres que protestan en las calles porque él resultó electo presidente son "manifestantes profesionales incitados por los medios de comunicación".

Pero ¿quiénes son en realidad estos manifestantes?

La respuesta varía de estado a estado. Las muchedumbres incluyen estudiantes de secundaria, inmigrantes e incluso anarquistas.

"No hay manifestantes profesionales aquí", dijo Jennie Luna, de 40 años, profesora de estudios chicanos de la Universidad Estatal de California en Channel Islands, al norte de Los Ángeles.

El día después de la elección, Luna organizó en la universidad lo que llamó un "círculo de valor" para estudiantes que necesitaban un escape a su angustia debido a la victoria electoral de Trump.

El acto devino en una protesta y marcha de siete horas de duración.

"Tengo miedo de lo que sucederá a los indocumentados, tengo miedo de perder mis derechos reproductivos", agregó. "Y temo a lo desconocido".

El próximo presidente de Estados Unidos ha hecho muchas promesas sobre los cambios para "hacer a Estados Unidos grande otra vez", como anular algunas normativas a las empresas, por ejemplo.

El magnate republicano también ha hecho comentarios que han causado temor entre ciertos grupos de estadounidenses, como las mujeres, los latinos, los musulmanes y los discapacitados y minorías raciales.

Los protestas en contra de Trump se han extendido por varias partes del país, pero también son una muestra de la preocupación por la manera como podrían cambiar las vidas personales de los manifestantes.

Isadora Clemente Zurie, de 21 años, estuvo entre quienes protestaron el jueves en la noche en Salt Lake City, Utah. Isadora participó en su silla de ruedas con la multitud.

"Soy discapacitada y LGBT. He sufrido hostigamiento toda la vida", dijo ella al periódico The Salt Lake Tribune. "Ahora estoy en un mundo en el que podría perder toda mi vida simplemente por ser quien soy".

A los universitarios que tienen padres que llegaron a Estados Unidos de manera ilegal les preocupa que Trump cumpla su amenaza de cancelar la orden ejecutiva del presidente Barack Obama que ampara de la deportación a los jóvenes inmigrantes

Durante una protesta efectuada el jueves en la noche en Filadelfia, Jeanine Feito, de 23 años, sostenía una pancarta que decía: "Ni una deportación más".

Los organizadores de las protestas aprovechan una herramienta que Trump utilizó con eficacia: las redes sociales. En mensajes por Twitter y Facebook se convoca a las protestas en todo el país. La elección de Trump dio paso a un hashtag nuevo y popular "NotMyPresident" (No es mi presidente).

Algunas de las movilizaciones tienen lugar en ciudades con historial de activismo político como Portland. En la década de 1990, colaboradores del entonces presidente George H.W. Bush llamaron a la ciudad la "Pequeña Beirut" debido a las manifestaciones causadas por las visitas del mandatario.

Uno de los organizadores de las movilizaciones contra Trump en Portland es Gregory McKelvey, de 23 años, quien ha sido el portavoz del grupo activista negro Don't Shoot Portland.

En la manifestación del jueves en la noche en Portland, donde participaron unas 4.000 personas, anarquistas enmascarados que marcharon con manifestantes pacíficos, quebraron ventanas de tiendas con bates de béisbol, entre otros destrozos.

La protesta se convirtió en disturbio y terminó con 25 arrestos.

El viernes, McKelvey defendió la protesta.

"Era nuestro objetivo canalizar la frustración, temor e indignación que compartimos y que son situaciones muy vivas entre muchos de nosotros cuando consideramos las perspectivas de nuestro futuro en un frente unido en pro de un cambio pacífico", señaló McKelvey en un comunicado.

McKelvey desaprobó a los revoltosos: "Las acciones violentas que ocurrieron la noche anterior fueron totalmente ajenas a nuestro grupo".

En Louisville, Kentucky, después de la victoria electoral de Trump, la activista Mallie Feltner, de 23 años, buscaba en internet alguna movilización para descargar su frustración pero no había encontrado ninguna.

Feltner decidió entonces organizar una marcha. Su convocatoria se propagó por las redes sociales y más de 1.000 personas asistieron a la protesta del jueves en la noche.

Los participantes gritaron a coro lemas sobre los derechos de las mujeres, las personas homosexuales, los inmigrantes y los afroestadounidenses.

"Mi enfoque es mostrar solidaridad con todas las personas que se sientan desalentadas y temerosas, como lo estaba yo el miércoles en la mañana", apuntó.

"Quiero que se sientan escuchadas. Quiero que sepan que no seré cómplice", agregó.

La anterior ocasión que Leslie Holmes, de 65 años, participó en una protesta fue en San Francisco, en la década de 1970, durante la Guerra de Vietnam. Con la elección de Trump, Holmes reactivó su activismo.

La desarrolladora de sitios web, de Wilton, Connecticut, que está afiliada como demócrata y es simpatizante de Hillary Clinton, viajó en tren durante una hora para llegar a la ciudad de Nueva York, donde tenía previsto participar el viernes en alguna de las manifestaciones.

"Creo que vale realmente la pena defender los avances que hemos logrado en los últimos ocho años", apuntó. "Es la primera vez en 40 años que me siento motivada para ponerme al frente".

___

Los periodistas de The Associated Press, Amanda Lee Myers, en Los Angeles; Claire Galofaro, en Louisville, Kentucky, y freelancer Dake Kang, en la ciudad de Nueva York, contribuyeron a este despacho.

___

Terrence Petty está en http://twitter.com/APOregonPetty

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario