Mundo 12 mayo 2016

Malasia: 2 piezas pertenecen "casi con certeza" a vuelo 370

KUALA LUMPUR, Malasia (AP) — Dos fragmentos descubiertos en Sudáfrica e isla Rodrigues, frente a Mauricio, pertenecen "casi con certeza" al fuselaje del vuelo 370 de Malaysia Airlines que desapareció misteriosamente hace dos años con 239 personas a bordo, indicó el jueves el gobierno malasio.

Con los dos del anuncio, en total se han descubierto cinco restos de la aeronave en varios puntos en costas del océano Índico. El vuelo MH370 desapareció el 8 de marzo de 2014 mientras cubría la ruta entre Kuala Lumpur y Beijing. La extensa operación de búsqueda submarina en una amplia sección oceánica, al oeste de Australia, no ha obtenido resultados.

El ministro malasio de Transporte, Liow Tiong Lai, dijo que las dos nuevas piezas son una parte de la cubierta del motor, con parte de un logo de Rolls-Royce, y una parte interior del panel de cabina, que es el primer fragmento del interior de la aeronave que aparece.

Un equipo de expertos internacionales en Australia que examinó los escombros, concluyó que ambas piezas son consistentes con los paneles del Boeing 777 de Malaysia Airlines que se habían encontrado previamente, explicó Liow.

"Como tal, el equipo confirmó que ambos restos encontrados en Sudáfrica e isla Rodrigues casi seguro pertenecen al MH370", agregó en un comunicado.

En marzo, investigadores confirmaron que dos piezas que fueron localizadas en las costas de Mozambique pertenecen casi con seguridad a la aeronave. El año pasado, las corrientes arrastraron una parte del ala a la isla francesa de Reunión.

Se cree que el vuelo 370 se estrelló en una parte remota en el sur del océano Índico, a unos 1.800 kilómetros (a unas 1.100 millas) de la costa occidental de Australia, pero la operación de búsqueda en la zona no han arrojado resultados hasta la fecha. Las autoridades creen que todos los restos de la aeronave que no se encuentren en el lecho marino eventualmente serán arrastrados por la corriente hacia las costas del este de África.

Aunque el hallazgo de restos ha reforzado las afirmaciones de las autoridades sobre que el avión se estrelló en algún lugar del Índico, ninguno de los fragmentos localizados por ahora ha dado pistas sobre qué ocurrió exactamente al avión y dónde cayó. Los investigadores analizan los organismos marinos adosados a los restos para ver si pueden acotar la zona donde habría caído al agua, pero por el momento no han encontrado nada útil.

Uno de los últimos trozos identificados fue descubierto por un arqueólogo que lo avistó cuando caminaba por la costa sur de Sudáfrica, mientras que el otro fue encontrado por turistas en la isla Rodrigues.

En un informe técnico, la Oficina Australiana de Seguridad de Transportes indicó que la parte interior, identificada por su laminado decorativo, es un panel de la cabina principal, se cree que parte de una puerta de armario.

Las pistas más importantes se encuentran en el elusivo fuselaje bajo el mar, que podría albergar las buscadas grabadoras de datos de vuelo, conocidas como cajas negras. Estos dispositivos incluyen información sobre los controles del avión, incluido si sistemas de la aeronave que podrían haber ayudado a localizar el avión podrían haberse apagado de forma deliberada, como creen algunos investigadores.

Por ahora, los equipos de búsqueda han recorrido más de 150.000 kilómetros cuadrados (40.000 millas cuadradas) de la zona de búsqueda, sin éxito. Se espera completar la búsqueda del área a finales de junio.

__

La periodista de Associated Press Kristen Gelineau en Sydney contribuyó a este despacho.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario