Negocios 18 mayo 2016

Maduro dice que aprobó decreto para no depender del congreso

CARACAS, Venezuela (AP) — El presidente venezolano Nicolás Maduro promulgó el miércoles un nuevo decreto de estado de excepción y emergencia económica para enfrentar la crisis en este país sudamericano sin depender de la Asamblea Nacional, dominada por sus opositores, a la que repetidamente le augura que no completará su período de cinco años para el que fue electa en diciembre pasado.

En un abierto enfrentamiento entre poderes, Maduro adelantó que procura mantener vigente el polémico decreto en lo que resta del año "para que (los legisladores opositores) no me vayan a sabotear el presupuesto de este año y del año que viene", que por ley el Ejecutivo debe presentarlo en octubre ante la Asamblea para su aprobación.

Acto seguido espetó en un acto de gobierno televisado: "Vamos a ver ¿Esa Asamblea llegará hasta octubre?". El mandatario no mencionó bajo cuáles circunstancias el congreso, que fue electo hasta enero de 2021, podría no estar en funciones dentro de cinco meses.

En la víspera, Maduro hizo un comentario semejante al expresar que el Legislativo "perdió vigencia política, (y) es cuestión de tiempo para que desaparezca".

En un intento por hacer frente a la compleja crisis económica que enfrenta Venezuela, Maduro aprobó un decreto de estado de excepción y emergencia, que entró en vigencia este lunes luego de su publicación en la Gaceta Oficial, que le da atribuciones al gobierno para ordenar la intervención de la fuerza armada y los órganos de seguridad para garantizar la distribución y comercialización de alimentos y otros productos básicos.

La nueva normativa autoriza también al gobierno para dictar planes de seguridad pública ante posibles "acciones desestabilizadoras", y le da atribuciones de "vigilancia y organización" a los comités locales de abastecimiento, los consejos comunales, la fuerza armada y las policías.

El decreto, que tendrá vigencia por dos meses y que contempla la posibilidad de ampliarse por 60 días más, también faculta al gobierno a adoptar medidas que permitan al sector público asegurar el apoyo del sector privado en la producción, comercialización y distribución de insumos y bienes.

"Si yo dependiera de la Asamblea Nacional no pudiera haber hecho nada en este cuatrimestre", destacó el gobernante, quien enfrenta un proceso en que sus adversarios buscan activar un referendo revocatorio en su contra.

La Asamblea Nacional rechazó el martes aprobar el decreto como se esperaba, argumentando que "profundiza la alteración del orden constitucional que tiene Venezuela en la actualidad" por emitirse justo cuando "ya había vencido la única prórroga permitida" a un decreto anterior. Destacaron además que el nuevo decreto busca "reducir las funciones" de la Asamblea Nacional.

Desde la instalación del actual Legislativo el 5 de enero, el Tribunal Supremo de Justicia —cuyos miembros han sido designados en los últimos 17 años con el voto abrumador de los diputados oficialistas— se ha convertido en un actor decisivo en la trama política venezolana al revertir numerosas leyes aprobadas por la Legislatura actual, así como limitar sus competencias, entre las que se incluyó la desaprobar del primer decreto de Emergencia Económica aprobado en enero y que se extendió hasta la semana pasada.

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario