EEUU 31 mayo 2016

Maduro anuncia acción judicial contra directiva del Congreso

CARACAS, Venezuela (AP) — El presidente venezolano Nicolás Maduro anunció el martes que emprenderá una demanda judicial contra los directivos de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, por considerar que usurparon funciones del mandatario en las relaciones internacionales e incurrieron en "traición a la patria" al promover la aplicación de la Carta Democrática contra Venezuela en la OEA.

Maduro anuncio la iniciativa en respuesta a la decisión del secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, de convocar a una sesión urgente del Consejo Permanente del órgano hemisférico para analizar si Venezuela ha sufrido una alteración del orden constitucional.

El gobernante dijo que presentará el miércoles una demanda y un recurso de amparo "inmediato" contra la directiva de la Asamblea Nacional por "usurpar funciones constitucionales exclusivas del presidente" en lo relativo a las relaciones internacionales, y por "traición a la patria". El mandatario no precisó en cuál instancia judicial presentaría la acción, y solo indicó que ejercería la demanda a través de la Cancillería y la Procuraduría.

Durante un acto con miles de seguidores en el palacio presidencial, Maduro afirmó que emprenderá un "juicio histórico" contra la directiva de la Asamblea Nacional porque "pretenden ir a pedir la intervención de Venezuela en organismos internacionales traicionando la patria, y sin tener facultades constitucionales para representar a la República".

Maduro criticó con dureza a Almagro, al que acusó de usurpar funciones y de pretender convertirse en un "poder supranacional" por encima de la Carta de la OEA y de la Constitución de Venezuela, y exhortó a los venezolanos a una "rebelión nacional" para enfrentar las "amenazas internacionales".

"Hoy el señor Almagro ha presentado un documento pidiendo que se intervenga Venezuela desde el exterior y se nos aplique una entelequia llamada la Carta Democrática para abrirle las puertas a una intervención gringa en Venezuela", afirmó el mandatario, al tiempo que aseguró que "han pasado más allá del límite y ellos creen que el pueblo venezolano se va a intimidar".

"Sé todas sus debilidades... Almagro, sé tu vida completa", expresó el mandatario durante su programa de televisión en "Contacto con Maduro", en el que aseguró que todos los pueblos de la región enfrentarán la acción del secretario general de la OEA.

"Nuestra revolución será absuelta por la historia, pero tú Almagro serás condenado al fango más profundo del infierno de los traidores de las causas de América Latina", agregó.

Maduro elogió las gestiones que emprendieron los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero de España, Leonel Fernández de República Dominicana y Martin Torrijos de Panamá, así como el secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, a favor de un posible proceso de diálogo entre el gobierno y la oposición venezolana, y dijo que el oficialismo se mantendrá en la mesa y "vamos a respetar todo lo acordado con los expresidentes".

Al anunciar que Venezuela es víctima de una "campaña de guerra psicológica" por parte de los medios españoles, Maduro dijo que convocó a Caracas al embajador venezolano en Madrid, pero no ofreció detalles.

El gobernante indicó que emprenderá "acciones jurídicas internacionales" en España y otros países europeos para que "se respete el honor de Venezuela y cese esta campaña de guerra psicológica".

El mandatario afirmó además que se cometió corrupción en la recolección de más de 1,8 millones de firmas a favor del referendo revocatorio que realizó la oposición el mes pasado, y dijo que cerca del 40% del paquete de rúbricas auditadas son falsas, pero no ofreció detalles.

La Cancillería venezolana consideró como "fraudulenta" la forma cómo el secretario general de la OEA invocó el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana, y dijo en un comunicado que Almagro "se ha parcializado, sin escrúpulo alguno, ni ética, con los sectores golpistas, violentos y antidemocráticos que, con apoyo de factores injerencistas internacionales, promueven el derrocamiento" del gobierno de Maduro.

"Alertamos al mundo que está en curso, nuevamente, un golpe de Estado que pretende alterar la voluntad soberana de nuestro pueblo", expresó la Cancillería, al pedir a todos los gobiernos, en particular a los países del sur, que condenen la acción.

El presidente del Congreso, el diputado Henry Ramos Allup, desestimó los anuncios de Maduro y dijo a la prensa que un eventual retiro de su inmunidad parlamentaria para someterlo a un juicio solo lo puede aprobar la Asamblea Nacional.

Ramos Allup defendió la solicitud que le hizo a Almagro para tener un derecho de palabra en el Consejo Permanente de la OEA donde se abordaría el caso de Venezuela, y dijo que él puede ejercer su derecho de palabra cuando quiera.

En una carta dirigida al embajador argentino Juan Arcuri, presidente rotativo del Consejo Permanente, y publicada el martes en el cibersitio de la OEA, Almagro solicitó que la reunión tenga lugar entre el 10 y el 20 de junio, invocando para ello el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana.

"En la situación actual que vive Venezuela, luego del análisis de los hechos realizado, no se puede más que concluir que estamos ante alteraciones graves al orden democrático, tal como se ha definido en numerosos instrumentos regionales y subregionales", escribió Almagro en su informe de 132 páginas.

El periodo propuesto por Almagro abarca la Asamblea General, máxima instancia de la organización, que tendrá lugar en Santo Domingo del 13 al 15 de junio.

El artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana autoriza a cualquier estado miembro o al secretario general a convocar al Consejo Permanente en caso de que "en un estado miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático".

El Consejo Permanente tendría la autoridad de convocar a un periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General, la cual podría suspender a ese país de la OEA con el voto afirmativo de los dos tercios de los 34 estados miembros.

Argentina convocó a una sesión extraordinaria del Consejo Permanente para debatir el miércoles un proyecto de declaración sobre la situación actual en Venezuela.

El texto de un párrafo que presentará Buenos Aires sostiene que la OEA ofrece sus gestiones a Venezuela "a fin de identificar, de común acuerdo, algún curso de acción que coadyuve, mediante un diálogo abierto e incluyente con todos los actores políticos y sociales, a la búsqueda de soluciones frente a la difícil situación que atraviesa dicho país".

Los cancilleres de Argentina, Colombia, Chile y Uruguay expresaron el martes en un comunicado su respaldo a las acciones de Rodríguez Zapatero, Fernández y Torrijos, a la vez que reconocieron la "profunda preocupación" por la democracia, los derechos humanos y el futuro político, económico y social en Venezuela.

Asimismo, manifestaron su apoyo a los procedimientos constitucionales, tal como el relativo al referendo revocatorio.

Almagro decidió convocar la sesión urgente tras recibir en abril a una delegación de congresistas opositores venezolanos, quienes le pidieron evaluar el mecanismo más apropiado de intervenir ante lo que calificaron como intentos del ejecutivo venezolano para entorpecer el funcionamiento de la Asamblea Nacional.

Las tensiones políticas aumentan en la nación sudamericana mientras los venezolanos siguen agobiados por una galopante inflación, que se estima podría llegar este año a 720%, graves problemas de escasez de alimentos, medicinas y productos básicos, y una recesión económica que tiende a complicarse por la caída del precio del petróleo, que representa 96% de los ingresos que recibe el país por exportaciones.

___

Luis Alonso Lugo está en Twitter como https://twitter.com/luisalonsolugolal y Fabiola Sánchez como

https://twitter.com/fisanchez

___

El corresponsal Luis Alonso Lugo reportó desde Washington

Fuente: Associated Press

¿Qué te ha parecido esta noticia?

Notas Relacionadas

Deja tu comentario